Relajarse es muy difí­cil


Respire. Exhale. No, así­ no; respire desde el estómago. Ahora pruebe la posición del perro mirando hacia abajo (Downward Facing Dog). ¿Suena simple? Simple no significa fácil.

Como hemos descubierto Segunda y yo, relajarse es muy difí­cil. ¿Cómo se hace para que el mundo permanezca en silencio el tiempo suficiente para que una pueda escuchar su propia respiración cuando su teléfono sigue vibrando? Lady Piola y su amiga y colega espiritual, Yogi Bean, hacen que se vea sencillo, pero ¿qué hay de los que no practicamos yoga, ni somos perros, o de los que parecemos vivir naturalmente en el presente? ¿Qué tecla de escape podemos oprimir para dejar de lado nuestra lista de cosas por hacer el tiempo suficiente para tomar una profunda bocanada de… ¿Huelo humo de cigarrillo? Sí­, ¡Angelita ha adquirido el mismo mal hábito que adquirió mi propia hija en la universidad! Al revisar el sitio web de AARP, Segunda no sólo encontró sugerencias para ayudar a Angelita a dejar de fumar, sino también para ayudarla a relajarse. ¿Ha tenido que luchar contra alguna adicción? ¿Tal vez el hábito de “necesitar” estar conectado las 24 horas del dí­a, los 7 dí­as de la semana, incluso cuando no deja de recibir la señal de baterí­a baja?

Algunas lecciones son más difí­ciles de aprender que otras. Hace un par de semanas, Segunda y yo tuvimos dificultades aprendiendo a equilibrar nuestras vidas, y parecerí­a que el mundo no hace más que girar más rápidamente hoy, especialmente al haber incorporado las citas a la mezcla! Puede que la última cita con el estadounidense de la alta sociedad fanático de la tecnologí­a nos haya apartado bastante (e, indudablemente, disgustado a Lady Piola); pero en un par de semanas, Segunda hará un nuevo intento en el Juego de las Citas de la Divorciada. De modo que Segunda quiere escuchar su opinión. ¿Con quién deberí­a salir la próxima vez? ¿Con el arquitecto cubano o el alemán “Mr. Clean”?

Entre tanto, Segunda necesita hablar con Angelita para entender qué es lo que la tiene tan estresada.  ¿Es la búsqueda de trabajo? ¿Alguien tiene algún consejo para Angelita o quiere compartir su propia experiencia de búsqueda de trabajo?

Por favor, comenten abajo.

Mientras tanto… respiren. Exhalen…

Un abrazo,

Gaby