Adelgazar – De vuelta en casa

Como todo buen plan, el de Segunda comenzó con comer. Devorar tapas en España la llevó a redescubrir cómo jugar, esta vez en Escocia.

De vuelta en casa, y recuperándose aún de su exitoso viaje de redescubrimiento, Segunda supo que tení­a que introducir ese sentido de alegrí­a en su vida cotidiana. Y también yo.

Puede que se hayan sentido más ligeros mis pasos, pero eso fue solamente en mi mente. En realidad, fueron más pesados -y no sólo por los kilos que engordé tras varias semanas de indulgencia-. Como muchos profesionales rete ocupados, he usado el “no tener tiempo” como una cómoda excusa para no hacer ejercicio. El próximo paso de mi plan: Ir al gimnasio.

Es así­ como me dirigí­ a un lugar que, a menudo, me hací­a avergonzar con sus complicadas máquinas y omnipresentes resoplidos. Para reducir el factor intimidante, invertí­ en un entrenador para que me guiara paulatinamente hasta donde necesitaba llegar.

¿Está trabajando duro y planificando para su futuro financiero, pero desatendiendo su salud? ¿Qué inversión puede hacer hoy en su salud?

Esta es una inversión a largo plazo, pero no estoy sola. Con cada elegante resoplido estoy más cerca de asegurarme un futuro más sano y más fuerte. Para ayudar a las otras personas a hacer lo mismo, me uní­, recientemente, a Decide. Create. Share. (decidir, crear y compartir), la nueva campaña de AARP dirigida a educar a la mujer acerca de la importancia de planificar para tener un futuro saludable. ¿No le gustarí­a acompañarme?

-Gaby