El sueño americano de tener casa propia, y no perderla en el intento

¿Tienes casa propia? ¿Deseas comprar una? El presidente Barack Obama quiere ayudarte, o por lo menos así­ lo indica al tratar de promover mayor acceso a lo que comúnmente se conoce en Estados Unidos como “el sueño americano”, es decir tener casa propia.

En ese afán, Obama instó al congreso federal a que apruebe leyes que agilicen el proceso de obtener una hipoteca, como, por ejemplo, alivianar el tedioso trámite al que estamos sujetos actualmente. También pidió a los bancos que faciliten el proceso de refinanciamiento al que la mayorí­a recurre para bajar los pagos mensuales.

President Barack Obama delivers remarks on housing and home ownership at Desert Vista High School in Phoenix

Por eso no fue una coincidencia que pronunciara su discurso (el pasado martes) -enfocado en el sector hipotecario- en Arizona, un estado que apenas está saliendo de la crisis hipotecaria pero que todaví­a tiene uno de los niveles de ejecuciones hipotecarias más altos del paí­s, y de casas donde los dueños deben más de lo que realmente cuesta su casa. Seguro que hay muchos hispanos afectados.  En las dos ciudades más grandes del estado -Tucson y Phoenix- los hispanos representan casi la mitad de la población.

Pero no es solamente en Arizona. Según un reciente informe, los hispanos siguen jugando un papel muy importante en la compra de viviendas, incluso en medio de la reciente crisis económica.

Desde el 2000 al 2012, la cantidad de hispanos dueños de casa aumentó de 4,24 millones a 6,69 millones (58 %). Es una cifra aún más impresionante cuando se la compara con el resto de la población (solamente subió 5 %). Se espera que continúe aumentando la cantidad de propietarios hispanos.

Las propuestas del presidente Obama, sin embargo, requieren de la acción de los legisladores y de los bancos, pero por ahora existen agencias a las que puedes recurrir para comenzar el proceso de compra o refinanciamiento de una casa, o buscar opciones si no puedes cumplir con el pago mensual.

La Oficina para la Protección Financiera del Consumidor (CFPB en inglés) fue creada para informar a los consumidores sobre el complicado proceso de comprar una casa y para que éstos no cayeran en las manos de estafadores, pero tampoco se quedaran con los brazos cruzados por miedo.

La CFPB tiene una página en español donde tú puedes encontrar una variedad de temas, entre estos: cómo calcular una cuota de acuerdo a tu presupuesto y qué hacer si no te alcanza el dinero. Incluso hay una sección donde te puedes quejar si crees que no estás recibiendo buen trato de una institución financiera. Además tienen un número al que puedes llamar sin cargo (855) 411-2372 para hablar sobre tu situación.

Foto cortesí­a: La Casa Blanca