Programas vitales nuevamente en la lupa del presupuesto federal

Un informe de la Congressional Budget Office (CBO) señala que a pesar de que el déficit presupuestario nacional está bajando conforme se recupera el paí­s de la crisis económica, ese déficit podrí­a subir debido al costo de los servicios de salud. Estos servicios contemplan también los subsidios federales correspondientes a la nueva ley de salud (más conocida como Obamacare) y el Seguro Social.

Según los cálculos de la CBO:6280514227_b598f645e5

  •   Los gastos federales para el servicio de salud y el Seguro Social aumentarí­an un 14%  del Producto Interno Bruto (los bienes y gastos del paí­s) en el 2038  -el doble de lo que es actualmente-. Esto mientras el gobierno gastarí­a menos en otros programas.

El informe de la CBO, una agencia sin afiliación a ningún partido, salió a la luz pública justo cuando la Casa Blanca y el Congreso comenzaba a debatir el presupuesto fiscal del año entrante. Dentro de los gastos obligatorios del gobierno están el Seguro Social y Medicare.

  •  El Seguro Social,  Medicare y Medicaid, el programa de salud para personas de bajos recursos, representan el 61% de todos los gastos del gobierno federal.

 

Pero ahora se nos viene la verdadera papa caliente.

El hecho de que sean “gastos obligatorios” no quiere decir que no están sujetos a recortes. Es más difí­cil que esto suceda, pero no es imposible. Por eso -al menos por el momento- los que negocian el presupuesto para el año fiscal entrante están buscando posibles recortes en toda clase de programas (como el de nutrición y otros creados para velar por la salud de la población) antes de ver si hacen algo con el Seguro Social y los otros “gastos obligatorios”.

Como no hay un acuerdo hasta el momento, todo parece estar candente.

La  U.S. Office of Personnel Management (OPM en inglés) dice que las agencias federales deberí­an prepararse para un cierre del gobierno si no se llega a algún acuerdo presupuestario antes de que comience el nuevo año fiscal el próximo mes. Eso, por ejemplo, podrí­a atrasar la entrega de cheques del Seguro Social.

6588669133_0eef070932(1)

Mientras se debaten estos temas en Washington, los grupos que abogan por los intereses de personas de la tercera edad y  por la comunidad latina dicen que lo más importante es hacer que sus representantes y legisladores sepan lo que piensan.

La manera más fácil es contactándose con las oficinas de sus representantes en el Congreso:

 

¿No estás seguro quienes te representan? Para conocerlos, puedes poner tu código postal o ingresar el nombre de tu estado, y de esa manera participar en las decisiones en cuanto los programas más importantes para ti y tus seres queridos.

Fotos:  401(K) 2013 y ChEnected.