Inicio AARP » AARP Blog » En Español » ¿Beber agua antes de dormir reduce el riesgo de un ataque al corazón?

¿Beber agua antes de dormir reduce el riesgo de un ataque al corazón?

Publicada el 29/09/2013 por |Autor de AARP Blog Comments

En Español Print Print
Glass of Water

No hay duda alguna que tomar agua — a cualquier hora del día— es un hábito saludable. El agua es esencial para mantener el cuerpo hidratado; el corazón y la mente sana. También puede ayudarte a mantener tu metabolismo a un buen ritmo, a evitar calambres en las piernas y a prevenir el estreñimiento. Pero, ¿será verdad que tomar un vaso de agua antes de dormir reduce el riesgo de infartos?

Varios artículos en internet aseguran que tomar “un vaso de agua 30 minutos antes de ir a la cama evita ataques cerebrales y al corazón”. Este mensaje no tiene ninguna base científica. Si buscas en las redes, verás que no hay estudios clínicos o alguna investigación sobre la relación entre el horario de beber agua con los ataques al corazón.

La investigación más popular referente a este tema proviene de un estudio realizado en Loma Linda University en California. La doctora en salud pública Jacqueline Chan y sus colegas publicaron en el año 2002, en el American Journal of Epidemiology, que beber cinco o más tazas de agua al día puede reducir las probabilidades de morir por un infarto.

En este estudio le dieron seguimiento a 8,280 hombres y 12,017 mujeres por seis años. Las personas que bebieron dos o menos vasos de agua —de ocho onzas— al día tuvieron más riesgo de padecer un ataque al corazón. Según los récords alimenticios de dicho estudio, los participantes llevan un estilo de vida saludable, consumían alimentos altos en granos integrales y bebían más agua, leche y jugos. Chan y su grupo comentaron que quizás las personas que beben más agua están mas pendientes de su salud y son más activos.

Aunque sea un mito que beber agua antes de dormir previene un ataque al corazón, no está de más empezar a contar cuántos vasos de agua tomas al día. La cantidad de agua al día varia según la actividad física, la altitud o clima y el estado de salud. El Institute of Medicine recomienda para un hombre adulto un promedio de 3.7 litros (15 tazas) y para una mujer 2.7 litros (11 tazas) diarias de agua total; pero esto incluye alimentos con alto contenido de agua como frutas, vegetales, caldos y todo lo que ingieras que contenga líquido. Si tienes sed quiere decir que es hora de hidratarte. Si no te gusta el agua común, añádele un chorrito de jugo de limón o trata el agua con gas. El té es otra opción para hidratarte y lo bueno es que puede ayudar a acelerar tu metabolismo. ¿Ya tomas suficiente agua? ¿Qué ideas tienes para animar a los nietos a tomar agua en vez de las sodas?

Foto cortesía de Greg Riegler Photography  vía Creative Commons