Inicio AARP » AARP Blog » En Español » El alto costo de vida en la Isla del encanto

El alto costo de vida en la Isla del encanto

Publicada el 7/10/2013 por | Autor de AARP Blog Comments

En Español Print Print

Puerto Rico es la Isla del encanto…

5219762322_ace17d37c6Pero como dice la letra de una famosa canción del cantautor Juan Luis Guerra, “el costo de la vida sube otra vez / el peso que baja ya ni se ve…”, y en la isla está por las nubes. El impacto ya lo están sintiendo muchos, especialmente los que viven con ingresos fijos.

Aunque Puerto Rico está tratando de recuperarse del fuerte golpe económico a causa de la recesión, esa recuperación no llega…

La isla tiene el más alto nivel de desempleo en comparación con los 50 estados de Estados Unidos, y una deuda pública enorme, $69,000 millones ($69 billion). Muchos se han ido a otros lugares en busca de oportunidades, especialmente los jóvenes profesionales. Se calcula que al menos mil personas se van de la isla semanalmente.

Hoy, hay más puertorriqueños viviendo en Estados Unidos que en Puerto Rico.

¿Y quién se queda?

Gente como mi mamá, es decir personas de la tercera edad. Un informe de AARP señala que dos de cada 10 residentes tienen 60 años o más, y se espera que esa cifra aumente conforme disminuya la población de gente joven.

En otras palabras, la isla está envejeciendo; y con una economía todavía en crisis, la vida se pone difícil para sus habitantes. Mi madre me cuenta que se pasa haciendo cuentas, una y otra vez, para poder pagar la luz, el agua, los vívere5827893593_df1340569cs y la gasolina que suben sin cesar mientras sus ingresos no mejoran, ni en sus sueños.

Hace dos meses subió el costo de la luz, aproximadamente $25 más al mes, y se habla de un aumento del costo del agua. “Me da miedo mirar las facturas, pensando que va a haber OTRO aumento”, dice mi madre.

El gobierno de Puerto Rico, por otro lado, advirtió en abril que era “caótica” la situación económica que tenía en sus manos, y que estaba haciendo todo lo posible por remediarla.

Mientras tanto la gente mayor, que está sintiendo en carne propia la crisis y no se da abasto, tiene que enfrentar la dura decisión de irse de Puerto Rico o mudarse a uno de los estados de la nación donde tiene familia. Algunos se van, otros se quedan, porque dicen que no cambiarían por nada la Isla del encanto.

 

 

Créditos:  Fotos:  Flicrk  / Video: You Tube

También le puede interesar:

Visite la página de inicio de AARP