Inicio AARP » AARP Blog » En Español » 5 maneras de reducir el azúcar en tu dieta

5 maneras de reducir el azúcar en tu dieta

Publicada el 31/10/2013 por | Autor de AARP Blog Comments

En Español Print Print
boo

Los postres, pasteles, pan dulce, galletas, caramelos y chocolates son difíciles de evitar especialmente cuando empiezan las fiestas: desde el Día de las Brujas, Día de los Muertos y continúan hasta el Día de los Reyes Magos. El problema con los postres es que una vez que comas una galleta quizás no vayas a poder parar hasta que acabes el paquete. Si tienes tendencia a comer alimentos azucarados a diario y en exceso o “no puedes vivir sin postre” entonces sigue estos simples consejos para controlar el azúcar en tu dieta. ¿Listo?

1)   Come a tus horas y añade frutas: esperar muchas horas para tus comidas te puede dar más hambre y abrir el apetito para antojos. El azúcar natural de las frutas es el mejor postre de la casa. Después de comer, disfruta una fruta para llenarte ya que contiene fibra y un alto contenido de agua. También puedes preparar postres a base de frutas. Las frutas horneadas, a la parrilla o salteadas en una sartén con canela y un poquito de mantequilla son más sabrosas.

2)   Espolvorea canela: agrega canela en tu avena o cereal, pan tostado, frutas picadas y hasta en el café o té; ésta puede reducir tus ganas de comer dulces. Además la canela no eleva el azúcar y ayuda al control de ésta en la sangre.

3)   Utiliza menos: se puede disminuir la cantidad de azúcar que indican las recetas de postres usando un tercio menos de azúcar o la mitad de azúcar. Añade más canela, extracto de vainilla y frutas secas, como las pasas humedecidas en jugo de manzana, cuando haces la sustitución.

4)   Distrae tus ganas de comer postre: toma té o café, pero sin azúcar después de las comidas. Si todavía sientes ganas de algo dulce añade una cucharadita de polvo de chocolate con canela al café o toma un chocolate caliente. Otra idea es salir a caminar, esto ayuda a distraer el apetito de comer bocadillos dulces.

5)   El tamaño es importante: evita traer los postres a la casa, pero en ocasiones especiales disfrútalos en porciones de miniaturas. En las fiestas pide una porción pequeña, por ejemplo una copita de 4 onzas de helado es suficiente y no dos bolas. Con dos a tres bocados puede ser suficiente para vivir una vida dulce.

¿Cómo controlas el azúcar? ¿Cuáles son tus trucos? Compártelos con nosotros.

Crédito de foto: Malena Perdomo