Un Thanksgiving tradicional… ¡a lo cubano!

Cada vez que como dulce de guayaba con queso recuerdo que era el postre favorito de mi abuelo. O por lo menos es lo que me han dicho, pues murió antes de yo nacer. “Lo comí­a todas las noches sin falta”, según Mami, y sonrí­o al imaginarme sentada a su lado en la mesa, saboreando juntos este postre tan tí­pico y prosaico -¡pero tan sabroso!- del Caribe y Latinoamérica.

Thanksgiving turkey - pavo para cena de Acción de GraciasMuchos otros sabores y aromas de mi niñez son los que añoro y me dan sosiego ahora que soy adulta. El fricasé de pollo de Lela, mi abuela paterna; su boniatillo. Los buñuelos y chiviricos de mi tí­a Kika, con melao de caña. La ensalada de coditos de Mami, especialidad que reserva para los cumpleaños o reuniones especiales. Arroz con salchicha. Un buen batido de mamey. Ensalada de aguacate con piña. Ambrosia de frutas tropicales, el dulzor del mango y trozos de frutabomba contrarrestando el ácido de la crema agria.

Es una tradición que temo se pierda entre tantas noches de pizza, chicken nuggets, Coca-cola y papas fritas.

Por lo que sobre todo en los dí­as de fí­esta -y más ahora que tengo nietos-, me esmero en hacer los platos tradicionales de Navidad y Nochebuena, y también, ahora, de Thanksgiving. Más bien, Thanksgiving a lo cubano. Porque si bien servimos pavo, hay mil maneras de preparlo con un toque latino, y de adaptar el menú para preservar los colores de la temporada con nuestras propias recetas de calabaza, boniato, habichuelas, quesos, maí­z y espárragos… Claro, muchas veces termino sirviendo el pavo con arroz y frijoles negros (así­ no oigo quejas); pero también acompañado de yams, horneados con mantequilla y un toque de azúcar morena, para quedar bien con la tradición anglosajona.

Y de postre, el tradicional flan o un budí­n de pan, acaramelado y repleto de frutas y uvas pasas. Al cual siempre le añado cubitos de dulce guayaba. Pienso que a abuelo le hubiera gustado así­.

Aquí­ una receta de budí­n de pan de Denisse Oller, con frutas secas y… ¡guayaba!

Y tú, ¿qué sirves en tu mesa de Acción de Gracias?

Foto – Marisa Zanganeh

También te puede interesar: