Murió Dedé Mirabal ¡Viva el legado de las Mirabal!

La emoción y el luto por la muerte de Dedé Mirabal trascienden las fronteras del Caribe y su natal República Dominicana. ¡Que en paz descanse!

“Doña Dedé”, como se referí­an a ella respetuosamente los dominicanos, murió el pasado fin de semana por complicaciones de salud, según informes de la prensa local. Tení­a 88 años.

A través de diversos medios se ha rendido homenaje a Dedé. En las redes sociales también se ha sentido el pesar por su partida, con numerosos mensajes, tuits, fotografí­as e incluso un video con una reseña biográfica de su vida.

Su verdadero nombre era Bélgica Adela Mirabal y era la única sobreviviente de las hermanas Mirabal, un clan de mujeres guerreras que pagaron con sus vidas la heroica oposición al régimen de Rafael Leónidas Trujillo.

Tras la muerte de sus hermanas, Patria, Minerva y Marí­a Teresa, Dedé asumió el reto de criar y educar los hijos de las heroí­nas y creó el Museo de Las Hermanas Mirabal, que se ha convertido en una atracción para los dominicanos y extranjeros que conocen la historia de las mártires.

Aunque Dedé no estuvo en el primer plano de sus hermanas, supo y apoyó su vida heroica. “En el tiempo de las mariposas“, llevada posteriormente al cine, la escritora Julia ílvarez retrata la vida de las tres hermanas Mirabal durante la dictadura de Trujillo, cuando asumen un compromiso polí­tico para tratar de derrocar el régimen, por lo que son acosadas, perseguidas, encarceladas y, finalmente, asesinadas. En la obra también se destaca la perspectiva de Bélgica Adela Mirabal y su amor por la libertad.

En homenaje a las Hermanas Mirabal la ONU creó el Dí­a Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que se celebra cada 25 de noviembre.

En la hora de la muerte de Dedé se reafirma el coraje y el legado de estas valientes hermanas que asumieron el compromiso, que otros evitaron por miedo a las represalias, de derrocar la tiraní­a del “trujillismo”. 

Las Mirabal representan la memoria histórica de la pasión de libertad que nunca muere. Un llamado de respeto por la convivencia, el diálogo y la dignidad de hombres y mujeres que debe renovarse cada dí­a.  

La muerte de Dedé marca el final de la saga de las heroí­nas por excelencia del Caribe, pero también significa el renacimiento constante del liderazgo femenino en el mundo actual, a través de un ejemplo histórico.

YouTube Preview Image