Inicio AARP » AARP Blog » En Español » Listeria —evita contagiarte

Listeria —evita contagiarte

Publicada el 24/02/2014 por |Autor de AARP Blog Comments

En Español Print Print

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) reportaron un brote de listeria en Maryland y California. Siete personas han sido hospitalizadas con los síntomas y se reportó una muerte; todos son hispanos y todos consumieron queso.HiRes

Aunque todavía los CDC están en un proceso de investigación, hoy The Associated Press reportó que la compañía Roos Foods de Kenton, Delaware retiró del mercado 16 tipos de quesos que han sido vinculados con dicho brote. Los productos que pudieran estar contaminados se empacaron bajo las siguientes marcas: Mexicana, Amigo, Santa Rosa de Lima y Anita. Estos productos se distribuyen mayormente en Maryland, Virginia y Washington, DC.

Pero… ¿qué es listeria? Listeria es un microbio que se encuentra en el agua y la tierra, poco común pero mortal, explican los CDC. Cuando se consumen alimentos contaminados se produce una infección grave en el organismo conocida como listeriosis. Se estima que en Estados Unido mueren cada año unas 260 personas a causa de listeriosis.

¿Cuáles son los síntomas? Los síntomas varían dependiendo de la persona infectada, pero los más comunes incluyen fiebre, dolores musculares, náuseas y diarrea. En una etapa más avanzada el paciente puede sentir dolores de cabeza, rigidez en el cuello y hasta convulsar.

¿A quiénes afecta? Las personas mayores son particularmente sensibles por tener un sistema inmunológico más débil. Pueden llegar a presentar septicemia y meningitis. Las mujeres embarazadas están en la lista de las personas con mayor riesgo de contagio, así como los recién nacidos. Las personas con cáncer o enfermedades renales también deben tener particular cuidado.

¿Cómo evitar contagiarse? Hay muchas cosas que puede hacer, pero lo básico es cocinar bien los alimentos de origen animal. No ingerir leches o quesos blandos a menos que hayan sido pasteurizados. Lavar muy bien los vegetales que se van a ingerir crudos, una técnica es ponerlos en un recipiente y dejar que el agua fresca corra, y no lavarlos sosteniéndolos bajo el grifo porque el agua salpica y las bacterias se pueden propagar más allá del fregadero. Visita la página de los CDC para otros consejos.

Si crees que has comido algún producto contaminado llama a tu médico de inmediato y cuéntale tus sospechas.

Foto de SharonSheen vía iStock