Inicio AARP » AARP Blog » En Español » EE.UU. “corrige la historia” honrando a veteranos de guerra hispanos

EE.UU. “corrige la historia” honrando a veteranos de guerra hispanos

Publicada el 19/03/2014 por |Autor de AARP Blog Comments

En Español Print Print

El presidente Barack Obama entregó, en la Casa Blanca, la Medalla de Honor a un grupo de 24 veteranos de guerra, varios de ellos hispanos, a quienes no se les había otorgado esa distinción por motivo de discriminación pese a haber mostrado un valor inimaginable.

Más que elogiar al presidente o a los condecorados, hay que aplaudir el acto en sí, que represeoficialnta un acto de justicia y reconocimiento tras una larga historia de discriminación racial y religiosa en las Fuerzas Armadas estadounidenses contra los hispanos, negros y judíos.

Desde la Casa Blanca, Obama dijo que fue una oportunidad para “corregir la historia” y asegurarse de que “aquellos que sirven al país y a nuestra bandera reciben las gracias que se merecen”.

Los nombres de Santiago Erevia y José Rodela estuvieron entre los mencionados por el presidente, quien resaltó su valor “más allá de la llamada del deber” en la Guerra de Vietnam. Junto a estos dos hispanos, el sargento afroamericano de las Fuerzas Especiales Melvin Morris fue el otro veterano vivo que recibió la condecoración. La mayoría obtuvo el honor post mortem. 

“En lo peor de la batalla estas personas se negaron a rendirse y nos inspiran hoy con su fuerza, su voluntad y sus heroicos corazones”, dijo Obama tras colocar la Medalla de Honor a los tres galardonados.

Cada uno de los 24 veteranos ya contaba con la Cruz al Servicio Distinguido, la segunda condecoración militar más importante en Estados Unidos, pero 19 de ellos fueron pasados por alto para recibir la Medalla de Honor por sus orígenes, según se puede leer en el blog de la Casa Blanca.

Cómo surgió esta condecoración

En 2002, el Congreso de EE.UU., a través de la Ley de Autorización de Defensa, pidió una revisión de los registros de veteranos judíos e hispanos de la Segunda Guerra Mundial, la guerra de Corea y la guerra de Vietnam, a fin de asegurar a aquellos que merecieron la Medalla de Honor pero se les negó debido a prejuicios en las Fuerzas Armadas.

Durante la revisión, también se hallaron registros de otros soldados que no eran de ascendencia judía ni hispana y que también eran dignos de recibir la Medalla de Honor. La Ley de 2002 fue enmendada para permitir que estos soldados fueran honrados tras la actualización. “La ceremonia de hoy sigue a una revisión de 12 años del Pentágono, ordenada por el Congreso, sobre la discriminación del pasado en el ejército”, publicó la Casa Blanca en su blog.

Ojalá que más allá de su justo reconocimiento, esta ceremonia no resulte ser una estrategia de las Fuerzas Armadas con respecto a la población latina, una minoría mayoritaria que con la disminución de la población anglosajona se hace cada vez más necesaria para los Estados Unidos en todos sus frentes.

Foto Oficial de la Casa Blanca / Pete Souza

También de interés

Visita AARP en español »