Inicio AARP » AARP Blog » En Español » María llora por las mujeres en Brasil

María llora por las mujeres en Brasil

Publicada el 1/04/2014 por |Autor de AARP Blog Comments

En Español Print Print

Las lágrimas de sangre que lloran las imágenes de la Virgen María en Brasil no son milagrosas, aunque sí podrían resultar en un milagro: terminar con la violencia contra las mujeres en este país, donde 43,486 féminas murieron entre el 2000 y el 2010 —un 40% dentro de sus propias casas—, y donde no existió una ley protegiéndolas del abuso doméstico hasta el 2006.

Virgen María lloraLas imágenes de Nuestra Señora son las protagonistas de una nueva campaña de la agencia Ligue180 que lanza un fuerte mensaje: el llanto de sangre no es divino; es una realidad para muchas Marías en Brasil.

Cientos de estas imágenes han sido colocadas a lo largo y ancho del país, desde sus playas a sus plazas, para levantar conciencia del flagelo. La figura de María —diminuta, tierna, inmaculada— inmediatamente capta la atención. La gente se persigna, se acercan, la retratan; algunos lloran, otros ríen. Ante la presencia de espectadores, se abre entonces una ventana en la base que sostiene a la Virgen con un llamado a denunciar la violencia de género y proporcionando un número de teléfono donde pedir ayuda.

Es un poderoso y hasta polémico mensaje en un país donde en el 2012 se registraron más de 50 mil violaciones o asaltos sexuales y donde 6 de cada 10 personas dicen conocer a una víctima de violencia doméstica, según una encuesta del Avon Institute/IPSOS.

El mismo sondeo revela que el 27% de las brasileras que se quedan en una relación abusiva lo  hacen por razones económicas,  y casi 1 de cada 5 —el 17%— citan el temor a que las maten como la razón principal que no rompen con su pareja.

El mensaje es polémico no solo porque llame a repudiar la cultura de machismo y de agresión contra la mujer —tan arraigada en tantos países del mundo—, sino por el uso controversial de la imagen de María en esta campaña.

A mí, sin embargo, me parece un acierto total. ¿Quién mejor que ella para ser nuestra aliada y protectora? ¿Quién mejor para hacer el milagro de la reconciliación?

Foto: DanBrandenburg/Istockphoto

 

También te puede interesar: