Actividades creativas, una fuente de salud mental

¿Alguna vez has estado tan concentrado en tu pasatiempo favorito que te has ido como en un viaje mental y se te olvidan los dolores con los que te levantaste en la mañana? Yo, por ejemplo, en dí­as en que he tenido mucho estrés, entro en mi burbuja musical y hago una práctica de piano. El resultado es que mi estado de ánimo mejora increí­blemente.

knitting, crafting

Photo:Compunifoto/Istockphoto

Está comprobado que las actividades creativas -como las manualidades, el tejer, hacer jardinerí­a, dibujar – o la práctica de algún instrumento no solo nutren culturalmente a las personas sino que también son una fuente de salud mental, con beneficios terapéuticos antidepresivos y hasta pueden ayudar a retardar el envejecimiento. No creo que sea casualidad que el expresidente George W. Bush le estédedicando tanto tiempo a pintar a sus colegas presidentes mundiales, un nuevo pasatiempo adquirido luego de salir de la Casa Blanca.

Según los expertos psicólogos y neuropsicólogos, el secreto detrás de estos enormes beneficios reside en que concentrarnos profundamente en la actividad creativa y entrar en lo que ellos llaman “la zona”, hace que literalmente nos olvidemos de los problemas que nos preocupan o los sí­ntomas fí­sicos que afectan nuestro cuerpo. Como explica el psicólogo Mihaly Csikszentmihalyi, nuestro cerebro solo es capaz de procesar el equivalente a 110 bits de información por segundo. Escuchar la conversación de una persona requiere que procesemos 60 bits de información y por eso es que no podemos escuchar a dos personas que nos hablan a la misma vez. Nuestro cerebro simplemente no puede procesar tanta información al mismo tiempo.

“Cuando estás realmente involucrado en el proceso de crear algo nuevo, no tienes suficiente atención para monitorear cómo se siente el cuerpo o los problemas del hogar”, explicó Csikszentmihalyi en una conferencia de TED en el 2004. “No puedes sentir tan siquiera si estás hambriento o cansado. Es como si el cuerpo, la identidad, desapareciera de la conciencia, porque no hay la capacidad de prestarle atención”.

Las bases fisiológicas están, según los cientí­ficos, en la respuesta del cuerpo ante el placer. Cuando la persona está ejerciendo una actividad que le produce bienestar, se segrega la dopamina, que es una hormona neurotransmisora que regula el centro de la recompensa y el placer en el cerebro.

Así­ que nunca es tarde para comenzar un nuevo proyecto creativo y darle al cuerpo salud por esa parte. ¿Has comenzado tú un pasatiempo en la edad madura, algo que en tu juventud jamás hubieses imaginado que te producirí­a tanto placer?

Photo de Compunifoto ví­a Istockphoto

Tambien te puede interesar:

8 enfermedades tratables que se confunden con la demencia

Los videojuegos son ‘vitaminas’ para tu cerebro

Conoce cómo Life Reimagined pone posibilidades a tu alcance

Página de inicio de AARP