Inicio AARP » AARP Blog » En Español » La diabetes acecha a las mujeres latinas… ¿Por qué?

La diabetes acecha a las mujeres latinas… ¿Por qué?

Publicada el 25/04/2014 por |Autor de AARP Blog Comments

En Español Print Print

¿Quién no tiene un familiar, un amigo o un compañero de trabajo diabético? Tengo una compañera de trabajo, que además conozco hace muchísimos años, que me explicaba hace unos días —en nuestro ‘coffee break’— como desde muy jovencita está acostumbrada a endulzar su café con azúcar de dieta, mientras yo me quejaba de que no había azúcar negra. Claro su mamá fue diagnosticada con diabetes siendo muy joven iStock_000014876347Largey toda la familia se acostumbró al azúcar de sobrecitos azules, rosados y amarillos.

Esa es la historia de muchas familias latinas, pero desafortunadamente no todas nosotras estamos al tanto del riesgo de desarrollar diabetes.

Según la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) un millón de latinas ignoran que pueden padecer diabetes y esto se debe, en parte, a que nunca fueron advertidas de sus altos niveles de glucosa en la sangre cuando le hicieron análisis en ayuna. Alrededor de 5.5 millones de latinas tienen un elevado nivel de glucosa plasmática en ayunas, según un estudio publicado en la última edición del Hispanic Health Care International. Uno pensaría que si el médico ve algo raro lo informará al paciente, pero lamentablemente esto no siempre ocurre. “Como doctores, tenemos que hablar con nuestra paciente acerca de la diabetes, sin importar el motivo que la trajo. Los doctores no deberíamos concentrarnos tanto en la dolencia principal que nos olvidemos de ver a la persona como un todo. También deberíamos preguntar sobre la familia entera, no sólo porque la diabetes es hereditaria, sino porque las familias viven juntas, comen juntas y están interrelacionadas de muchísimas maneras”, dijo Helene Clayton-Jeter a la FDA. Clayton-Jeter fue una de los investigadores que estudió el comportamiento del azúcar en la sangre de 1,500 mujeres: latinas, blancas y negras.

Pero, ¿por qué las latinas tenemos un riesgo mayor? Pareciera ser la falta de interés por nuestra salud y es que así somos, nos preocupamos por los hijos, nietos y nuestro padres y nosotras somos las últimas en la lista. Somos más susceptibles que otras etnias o razas; pero al no ir con frecuencia al médico de cabecera o ginecólogo no nos enteramos hasta que ya la enfermedad ha causado daños, explica el estudio.

La prueba para detectar la diabetes es muy sencilla, con un pequeña muestra de sangre, que muchas veces se toma de un dedo es suficiente. Clayton-Jeter por ejemplo sugiere que esta prueba sea mucho más accesible, que las mujeres puedan hacérselas en los gimnasios, las farmacias y las iglesias aparte de los lugares tradicionales.

¿La mejor precaución? Mantente al tanto de tu salud. Si tienes algunos de estos síntomas no esperes para ir a tu médico:

 

  • Pérdida de peso repentina
  • Sed intensa
  • Micción frecuente
  • Heridas que no sanan
  • Infecciones vaginales frecuentes

 

¿Vives con diabetes? Cuéntanos sobre tu alimentación y estilo de vida en el área de comentarios.

Foto: MarkHatfield/iStock 

También te puede interesar:

7 maneras de luchar contra la adicción al azúcar

10 alimentos altos en calorías —pero buenos para tu salud—

Conoce como Life Reimagined pone posibilidades a tu alcance

Página de inicio de AARP