Los azúcares añadidos y sus diferentes nombres

Pasteles, dulces, galletas, panes azucarados, no son necesarios para llevar una dieta saludable pero,  ¿será verdad que ese postre esta haciendo daño a tu salud? Comer alimentos azucarados en exceso puede aumentar tu peso lo cual eleva tu riesgo de padecer diabetes tipo 2, problemas del corazón y hasta presión arterial alta. Pero el riesgo no termina ahí­, el azúcar se considera una sustancia adictiva. Ese antojo por algo dulce, que a veces sentimos, que el cuerpo nos pide, puede volverse una adicción si pierdes el control. En un estudio sobre el cerebro los cientí­ficos descubrieron que el azúcar (especí­ficamente la glucosa), activa las partes del cerebro asociadas con el placer y la recompensa. Además del azúcar, la comida chatarra o procesada también se considera adictiva.

Photo: dmitrykim/Istockphoto http://www.istockphoto.com/stock-photo-7045593-sugar.php?st=572a7cd

El azúcar conocida como sacarosa provee 4 calorí­as por gramo pero carece de nutrientes. Aparte del azúcar de postres, refrigerios, panes dulces y cereales, el azúcar se añade a muchos alimentos y productos para aportar sabor y textura. Esta azúcar en la dieta se conoce como azúcares añadidos, no es el azúcar que se encuentra de forma natural en las frutas, vegetales, leche y productos lácteos. Según el reporte de las Guí­as Alimentarias Dietéticas para los Americanos de 2010, los azúcares añadidos conforman un 16% de las calorí­as de la dieta en la población estadounidense, lo que corresponde a 21 cucharaditas de azúcares añadidos por dia. Las bebidas azucaradas como las sodas, las bebidas para deportistas y de frutas contienen una gran porción de esta azúcar.

Para limitar el azúcar y los azúcares añadidos es necesario conocer los diferentes tipos y los nombres que le asignan al azúcar en el mercado y leer bien las etiquetas y la lista de ingredientes que contienen los productos. Existe un debate de cuál debe ser el limite de azúcar en una dieta; pero entidades como la Organización Mundial de la Salud y el United States Department of Agriculture (USDA por sus siglas en inglés) recomiendan reducir la ingesta a menos de 8 cucharaditas de azucares añadidos al dí­a (32gramos).  La Asociación Americana del Corazón recomienda menos de 6 cucharaditas al dí­a para las mujeres y menos de 9 cucharaditas al dí­a para los hombres.

Lo mejor es limitar la cantidad de azúcar en nuestra dieta ya que las dietas altas en azúcares añadidos son usualmente altas en calorí­as y poco nutritivas.

Cuando lees las etiquetas de los alimentos, el azúcar se encuentra listada en gramos por porción. Una cucharadita de azúcar equivale a 4 gramos de azúcar. Por ejemplo una soda de 40 gramos de azúcar contiene 10 cucharaditas del jarabe de maí­z con alto contenido de fructosa o azúcar.

Otros nombres comerciales para los azúcares añadidos:

  • Sacarosa (sucrose)
  • Jarabe de maí­z con alto contenido de fructosa (high fructose corn syrup)
  • Jarabe de maí­z (corn syrup)
  • Jarabe de maí­z sólido (corn syrup solids)
  • Azúcar morena
  • Azúcar fina para reposterí­a (confectioner’s powdered sugar)
  • Dextrosa (dextrose)
  • Fructosa (fructose)
  • Fructosa cristalina
  • Miel (honey)
  • Azúcar invertido (invert sugar)
  • Azúcar de caña evaporada
  • Jugo de caña
  • Jarabe de arroz
  • Maltodextrinas
  • Lactosa (Lactose)
  • Jarabe de malta (Malt Syrup)
  • Maltosa  (Maltose)
  • Melaza (Molasses)
  • Néctar de agave
  • Edulcorantes a base de maí­z

 

Foto: dmitrykim/Istockphoto

 

También te puede interesar: