Aprueban medidas históricas para garantizar la neutralidad en Internet

La Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC, por sus siglas en inglés) aprobó este jueves una medida histórica que considera a internet como servicio público, una decisión clave que permitirá regular más estrictamente la red.

Las nuevas reglas, aprobadas con una votación de 3 a 2 por la comisión liderada por los demócratas, actúan para proporcionar igualdad de oportunidades en la velocidad de internet y el acceso a sitios web.

La decisión indica que no habrá vías de alta velocidad en la red para las empresas y organizaciones que puedan pagarlas. El tráfico se tratará igual para todos y los servicios de internet no podrán interferir con quienes se suscriban. Es decir, se confirma la llamada y discutida “neutralidad de la red”.

La neutralidad en la red es un conjunto de reglas creadas por la FCC en 2010 para prevenir que los proveedores de los servicios de internet realicen cambios en la velocidad para favorecer a algunos sitios o bloqueen el acceso a algunas páginas legales.

WebsitesEn otras palabras, una red neutral es aquella que está libre de restricciones en las clases de equipamiento que pueden ser usadas y los modos de comunicación permitidos, que no restringe el contenido, sitios y plataformas, y donde la comunicación no está irrazonablemente degradada por otras comunicaciones.

La posibilidad de regulación para obligar la neutralidad de la red ha sido objeto de debate en numerosos foros. Desde el año 2000 varios grupos que defienden ciertas normas y la neutralidad de la red han lanzado numerosas campañas con el fin de que los proveedores de servicio no bloqueen aplicaciones y proveedores (por ejemplo, páginas web), particularmente las usadas por la competencia de dichos proveedores.

El presidente Barack Obama ya dijo el pasado mes de noviembre que su Administración iba a defender la neutralidad de la red para que ninguna empresa tuviera que pagar a un proveedor para hacer llegar sus servicios.

Actualmente, por ejemplo, Netflix tuvo que cerrar acuerdos con varios servicios de internet para que no se retrasara la emisión de sus películas.

Asimismo, Obama se alineó con los defensores de los consumidores que están presionando al organismo para que reclasifique a los proveedores de servicios por Internet y que estos puedan ser regulados como un servicio público.

“Dicho de manera simple: ningún servicio debería quedarse en un ‘canal lento’ porque no paga una tasa. Este tipo de control inclinaría la cancha de juego, algo esencial para el crecimiento de internet”, dijo Obama en un comunicado.

“Creo que la FCC debería crear nuevas reglas que protejan la neutralidad en la red, asegurando que ni la compañía de cable ni la telefónica puedan actuar como porteros, restringiendo lo que se ve en línea”, añadió.

También dijo que la FCC debería aplicar sus nuevas reglas por igual a proveedores de servicios de internet móviles y fijos, reconociendo los retos especiales que supone el manejo de las redes inalámbricas.

Las reglas del FCC no serán oficiales quizás hasta el verano y es muy probable que los gigantes de las telecomunicaciones apelen la nueva reglamentación en corte.

Foto: Henrik5000/istockphoto