7 temas que generan polémica sobre la vida de Jesús

Más allá de las creencias religiosas, la Semana Santa es una época llena de tradiciones que se celebra en muchas partes del mundo, como Latinoamérica y el Caribe. Se trata de la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Por ello, es un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas.

A propósito de esta celebración, recopilamos una serie de preguntas y respuestas que generan polémica sobre la vida de Jesús, abordadas en documentales como ‘Finding Jesus: Fact, Faith, Forgery’ de CNN, y otras fuentes de información e investigación acreditadas.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

1. ¿Jesús nació en Belén o Nazaret?

Mateo y Lucas nos dicen que Jesús nació en Belén, mientras que los otros dos evangelistas, Marcos y Juan, presuponen que su venida al mundo ocurrió en Nazaret. Es más verosímil que la verdad histórica se encuentre en la segunda tradición: Jesús habría nacido en Nazaret y sólo después, cuando se creyó firmemente que era el Mesías, se compuso la historia de su nacimiento en Belén. La idea surgió de una corriente de tradición judía que afirmaba que el Mesías nacería en esa ciudad, según la profecía de Miqueas.

Road to Jerusalem2. ¿Jesús estaba casado, viudo o soltero?

Aunque casi todos los que rodeaban a Jesús estaban casados, los textos evangélicos no dicen nada sobre su estado civil; en todo caso, dan a entender que pudo ser célibe. Este posible celibato está sustentado en dos argumentos. En primer lugar, el del silencio. Jamás se nombra en el texto evangélico a la esposa de Jesús, mientras que sí se habla con toda naturalidad, por ejemplo, de la suegra de Pedro. Sin embargo, hay intérpretes del Nuevo Testamento para quienes es posible que el Mesías estuviera casado. Su principal argumento se basa en las costumbres de aquellos años, sobre todo en la arraigada norma de la época que prohibía ser célibe a los rabino -y Jesús lo era, aunque no se sabe si estrictamente ordenado o no por imposición de las manos-.

3. ¿Jesús realmente tenía un hermano?

En noviembre de 2002, el mundo quedó cautivado por el mayor descubrimiento arqueológico de la historia relacionado con Jesús: un osario de 2.000 años de antigüedad que contenía esta inquietante inscripción en arameo: “Santiago, hijo de José, hermano de Jesús”. Detrás de la pregunta en torno a la autenticidad del osario hay un problema teológico incluso mayor: si Jesús en realidad tuvo hermanos. Aunque los orígenes del debate son antiguos, la respuesta aún divide a católicos y protestantes. Para los primeros, Jesús no tuvo hermanos, pero los protestantes consideran que José y María tuvieron varios hijos más.

4. ¿Qué hay de verdad sobre la cruz?

La crucifixión de Jesús es un hecho narrado en los evangelios, que relata la muerte de Cristo en el Gólgota de acuerdo con la fe cristiana. El investigador Raymond E. Brown afirmó: “El término “cruz” condiciona nuestro concepto de ella, porque transmite la idea de dos líneas que se cortan. Pero ni la voz griega stauros ni la latina crux tienen necesariamente ese significado”. Las palabras originales usadas en la Biblia para referirse a este instrumento de muerte primariamente solo significaban “poste”, “madero” y luego llegaron a emplearse para referirse a una amplia gama de cruces que fueron utilizadas por los romanos en la antigüedad clásica. Eso y la dificultad de lo escueto de los relatos que nos brindan los evangelios hace imposible saber a ciencia cierta cuál fue la forma específica de la cruz en que murió Jesús.

5. ¿Judas está en el infierno?

Craig Gross, pastor y fundador de XXXchurch.com ha escrito siete libros y diserta sobre distintos temas y recientemente escribió un artículo en CNN titulado: ¿Judas está en el infierno? Y más allá de responder habla de que después de la última cena Pedro salió del lugar y negó a Jesús tres veces, y Judas igual salió y vendió a Jesús por 30 monedas. Uno cometió suicidio y el otro siguió adelante para fundar la Iglesia. Tanto Pedro como Judas cometieron el mismo pecado, según Gross, pues ambos negaron a Jesús. Sin embargo, se pregunta: ¿por qué la mayoría de las personas piensan que uno fue al cielo y el otro al infierno? Y afirma que este no es el tipo de debate en el que los cristianos deberían involucrarse, porque al final él único que lo sabe es Dios, y plantea que en lugar de perder el tiempo en este tipo de argumentos dentro de “nuestro pequeño mundo cristiano, quizá deberíamos examinarnos a nosotros mismos en esta Pascua”.

A jugar: No te pierdas los juegos gratis de AARP ¡Diviértete ya!

6. ¿Es verdad que Jesucristo resucitó?

Aunque la Escritura no intenta “probar” que Jesús fue resucitado de entre los muertos, si presenta evidencias concluyentes del hecho de que Jesús verdaderamente resucitó. La resurrección de Cristo está registrada en los cuatro evangelios y también aparece en el libro de Los hechos de los Apóstoles. Las teorías de quienes niegan la resurrección afirman que Jesús sólo se desmayó en la Cruz, luego despertó en la tumba y huyó, o que los romanos o judíos se llevaron el cuerpo de Jesús de la tumba. Sin embargo, el cuerpo nunca fue mostrado.

7. ¿En qué se diferencian los evangelios canónicos y los apócrifos?

Los evangelios canónicos son los que ha reconocido la Iglesia como aquellos que transmiten auténticamente la tradición apostólica y están inspirados por Dios. Son cuatro y sólo cuatro: Mateo, Marcos, Lucas y Juan. La composición de estos evangelios tiene sus raíces en lo que los apóstoles vieron y oyeron estando con Jesús y en las apariciones que tuvieron de él después de resucitar. Entre tanto, los evangelios apócrifos son los que no aceptó la Iglesia como auténtica tradición apostólica, aunque normalmente ellos mismos se presentaban bajo el nombre de algún apóstol. Empezaron a circular muy pronto, y se los cita en la segunda mitad del s. II; pero no gozaban de la garantía apostólica como los cuatro reconocidos y, además muchos de ellos contenían doctrinas que no estaban de acuerdo con la enseñanza apostólica.

Foto: jettfoto/Istockphoto
Video: YouTube

 

0 comments