El invaluable valor de los cuidadores familiares

La labor de asistencia que cumplen los cuidadores familiares en EE.UU. representa un asombroso valor anual, no remunerado, de $470 mil millones, según un nuevo estudio de AARP Public Policy Institute.

Gráfico: Cómo valuar lo invaluable, el precio del cuidado familiar.

El informe, titulado ‘Valuing the Invaluable: 2015 Update’ (Valorar lo invaluable, Actualización del 2015 – en inglés), revela además que los cuidadores familiares en EE.UU. ofrecieron 37.000 millones de horas de atención a sus padres, cónyuges, parejas y otros seres queridos adultos en 2013.

El valor económico calculado de esta atención en total que no se remunera a los cuidadores familiares superó el gasto total de Medicaid (de $449 mil millones) y, en 2013, prácticamente igualó las ventas anuales combinadas ($469 mil millones) de las cuatro compañías tecnológicas principales de EE.UU. (Apple, Hewlett Packard, IBM y Microsoft).

Suscríbete a nuestro boletín

Estas son otras conclusiones y sugerencias del estudio de AARP Public Policy Institute (Instituto de Políticas Públicas de AARP):

family caregiver

  • Vitales en el sistema: Los cuidadores familiares juegan un papel preponderante en el ámbito social, la salud, y el sistema económico de Estados Unidos; sin embargo, tanto la complejidad así como la intensidad del cuidado de adultos con enfermedades crónicas y alteraciones funcionales de la familia van en aumento.
  • Compensación y reconocimiento: A pesar de algunos avances recientes de políticas federales y estatales, es necesario acelerar el progreso en el reconocimiento de manera adecuada y apoyar de forma explícita a los cuidadores familiares.
  • Suenan las alarmas: “Hoy, más que nunca, los cuidados familiares son mucho más complejos, estresantes y costosos para los cuidadores”, expresó la directora ejecutiva de AARP, Jo Ann Jenkins. “Este nuevo informe muestra algunos de los avances que han tenido lugar para ayudar a los cuidadores, pero tenemos que hacer mucho más con respecto a las políticas públicas, al ámbito laboral y al sistema de atención médica”.
  • Estrategia nacional: Para abordar tanto la brecha de atención, cada vez mayor a medida que envejece la población, así como el tratar de disminuir la tensión en la vida cotidiana de las familias cuidadoras, son necesarias políticas públicas más significativas e iniciativas del sector privado. Es perentorio desarrollar una estrategia nacional que involucre ambos sectores para reconocer y responder a las necesidades de los cuidadores familiares.
  • Alivio financiero: Proporcionar asistencia financiera a los cuidadores familiares a través de un crédito fiscal federal o estatal (u otros mecanismos) para ayudar a aliviar algunos de los costos financieros de la prestación de cuidados y mejorar la seguridad financiera. En una encuesta nacional reciente, casi 7 de cada 10 cuidadores familiares (68%) dijeron que tuvieron que usar su propio dinero para ayudar en el cuidado de sus familiares. Casi 4 de cada 10 (38%) reportaron dificultades financieras de moderadas a elevadas como resultado de cuidar a un ser querido.
  • Por el bienestar de todos: Según las conclusiones del estudio, trabajar en mejores estrategias ayudarán a aquellos que necesitan cuidados y sus familias a encontrar y pagar los servicios de apoyo para vivir en sus hogares y comunidades donde quieren quedarse. “Esto es esencial para el bienestar de nuestro sistema de salud y los sistemas LTSS, nuestra economía, nuestros lugares de trabajo, nuestras familias y para nosotros mismos”.

 

En 2013, unas 40 millones de personas —conocidas como “family caregiving”, en inglés— ayudaron a otro ser querido adulto a llevar a cabo actividades diarias (como bañarse o vestirse, preparar comidas, administrar medicamentos, conducir hasta la oficina del médico o pagar las cuentas).

Consigue ayuda – Centro de Recursos para el cuidado familiar »

Los cuidadores familiares en el futuro

Mientras las personas viven más tiempo y tienen menos hijos, en el futuro habrá un número menor de familiares disponibles para los adultos mayores que dependen de ayuda a diario, según el estudio de AARP.

La proporción entre el número de posibles cuidadores familiares y el creciente número de adultos mayores ha comenzado a disminuir abruptamente. En 2010, había 7,2 posibles cuidadores familiares para todas las personas de 80 años o más. Para 2030, la proporción disminuirá drásticamente a 4-1, y se proyecta que se reduzca a 3-1 en 2050.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

“Necesitamos varios enfoques para ayudar más a los cuidadores familiares, como créditos fiscales, una mayor flexibilidad laboral, cuidados de relevo, servicios de atención domiciliaria y una mejor capacitación. Las soluciones para apoyar a los cuidadores familiares deben surgir tanto del sector público como del privado”, concluyó Susan C. Reinhard, RN, PhD, vicepresidenta y directora del Instituto de Políticas Públicas de AARP, y autora principal del nuevo informe. El estudio se llevó a cabo entre 2009 y 2014, basándose en un metaanálisis de once estudios de cuidadores familiares en Estados Unidos.

Foto: SilviaJansen/istockphoto

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

 

0 comments