¿Se efectuará el ajuste por costo de vida en los beneficios del Seguro Social en el 2016?

iStock_000008687939LargeIn English | Casi 60 millones de beneficiarios del Seguro Social probablemente no reciban un ajuste por costo de vida el año que viene, según los pronósticos publicados en los informes del 2015 de los administradores del Seguro Social y Medicare.

Esta sería la tercera vez desde 1975, cuando entraron en vigor los aumentos automáticos, que los beneficiarios del Seguro Social prescindirían del COLA (ajuste por costo de vida). El COLA este año fue de un 1.7%, aumentando, a partir de mayo, el cheque promedio mensual que reciben los trabajadores jubilados a $1,334.

Fotos:Para jubilarte tranquilo, ahorra todo lo que puedas

Los aumentos en los beneficios varían según la tasa promedio de la inflación del tercer trimestre, en comparación con el mismo período el año anterior. La inflación se ha mantenido en torno a cero en el 2015, debido a la crisis de los precios del petróleo, dice Michael Kitces, director de investigación en el Pinnacle Advisory Group, Columbia, Maryland.

Aunque esto parece indicar que un ajuste por costo de vida no es muy probable, es “un pronóstico que puede cambiar”, dice Nicole Tiggemann, portavoz de la Administración del Seguro Social. Pero se necesitaría un aumento drástico en los precios en los próximos meses para provocar un COLA en el 2016.

AARP y otros grupos de defensa de derechos por años han abogado que el
Índice de Precios al Consumidor (IPC) utilizado para establecer la tasa de inflación y calcular los COLA anuales del Seguro Social no reflejan fielmente los patrones de consumo de los adultos mayores.

Suscríbete al nuestro boletín informativo para que estés al tanto de los temas que te interesan.

“Los adultos mayores tienden a gastar sus ingresos de distinta manera, en comparación con el grupo de trabajadores medidos por el IPC actual”, dice Alison Shelton, asesora principal de política estratégica del Public Policy Institute (Instituto de Política Pública) de AARP. Por ejemplo, dice ella, gastan más en la atención médica, un gasto que tiende a aumentar más rápidamente que la tasa de inflación.

El efecto neto de esta diferencia ha sido de unos 0.2 puntos porcentuales por año, dice ella. En otras palabras, si la tasa de inflación es el 1.5%, para los consumidores mayores parece ser un aumento de un 1.7%. “Estas diferencias tienden a sumarse”, dice Shelton.

La falta de un COLA también afectaría a los beneficiarios de Medicare. La mayoría de las personas cuyas primas de la Parte B se deducen directamente de sus cheques del Seguro Social no pagaría más porque las leyes reglamentarias no permiten aumentar las primas cuando no se efectúan ajustes por costo de vida. Esta mayoría representa aproximadamente un 70% de los beneficiarios de Medicare, que en la actualidad pagan $104.90 mensualmente por la prima de la Parte B.

Ahorra en tus compras con los descuentos que AARP te ofrece

El resto de los beneficiarios de Medicare —incluidos los que gozan de ingresos más altos, los que no participaron en el Seguro Social en sus lugares de trabajo y los nuevos beneficiarios— correrían con los gastos de cualesquiera aumentos en las primas. El informe más reciente de los administradores de Medicare pronostica que, bajo esta hipótesis, la prima básica para estos grupos el año próximo aumentaría a $159.30 por mes.

Foto: Kameleon007/iStock

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

 

0 comments