Campeones mundiales con órganos trasplantados

La italiana Monia Cradi, quien recibió doble transplante de riñón, ganó la prueba de 400 metros en atletismo.

Sus marcas no son las del veloz jamaiquino Usain Bolt o las de los otros astros del deporte mundial, pero su voluntad no hay quien la iguale. Son los campeones con medallas y sin medallas que participaron en los XX Juegos Mundiales para Trasplantados, que finalizaron el domingo en el balneario argentino de Mar del Plata.

Ellos son un ejemplo para ellos mismos y para quienes dicen que están viejos para el deporte o para los que un simple dolorcito los aleja de la actividad física.

Fotos: Increíbles deportistas mayores que apostaron por el oro olímpico.

Este gran evento deportivo internacional reunió a deportistas trasplantados de todas las edades provenientes de 44 países que demostraron su talento en 14 disciplinas deportivas: atletismo, natación, golf, bolos, tenis, carrera de calle de 5 km, tenis de mesa, vóleibol, bádminton, squash, ciclismo, petanca, tejo y triatlón virtual.

Más de mil deportistas participan de estos encuentros mundiales bianuales que, por medio de la promoción de la actividad física y el deporte, se proponen mostrar la mejor y más saludable calidad de vida que pueden alcanzar las personas luego de un trasplante y, al mismo tiempo, difundir la importancia de la donación de órganos.

Suscríbete al boletín

Los Juegos Mundiales para Trasplantados son el mayor evento deportivo mundial a favor de la donación de órganos, tejidos y células. Los principales objetivos de esta iniciativa son concientizar sobre la importancia de la donación de órganos y destacar el rol de la actividad física y el deporte como promotores de salud y bienestar para toda la población.

La primera edición de los Juegos Mundiales para Trasplantados tuvo lugar en Reino Unido en 1978. En aquel entonces, estas competencias se realizaban anualmente. Recién a partir de la edición de 1982, que se desarrolló en Grecia, este evento comenzó a realizarse cada dos años.

A partir de 1994 se sumó la modalidad invernal de los Juegos. Esa primera edición de invierno se realizó en Francia. Ese mismo país fue el anfitrión de los Juegos Mundiales de Invierno para Trasplantados en su más reciente edición que tuvo lugar durante 2014. Es importante destacar que los XX Juegos Mundiales para Trasplantados Argentina 2015 fueron los primeros que se realizaron en Latinoamérica.

Grandes ejemplos de valor y constancia

La italiana Monia Cradi, quien tiene dos trasplantes de riñón, fue la campeona de la exigente prueba en atletismo de 400 metros de carrera. Ella recibió hace 20 años un riñón de su padre para seguir viviendo y hace dos años un riñón de su marido para continuar sonriendo a la vida. A sus 45 años se siente vital y capaz de seguir practicando deportes.

“Me gustan mucho estos juegos porque puedo convivir con personas que atravesaron por la misma experiencia que yo. Se crea una gran unión con el resto de los deportistas porque hemos sabido superar problemas similares. Con este evento le podemos demostrar al mundo que somos iguales a cualquier otro deportista”, afirmó Monia tras recibir su presea dorada en el podio del Estadio Atlético de la ciudad de Mar del Plata.

Descuentos en salud y bienestar: Ahorros de hasta un 30%

Por su parte, el argentino Juan Manuel Villafañe, de 42 años, quien también recibió un trasplante de riñón, participó por quinta vez consecutiva en los Juegos Mundiales para Trasplantados, en ciclismo de calle 5 km. Villafañe afirmó que que las personas trasplantadas suelen trabajar después para la causa, ya que consideran que es una forma de devolverle a la sociedad lo que les brindó.

Todos ellos han conquistado una segunda oportunidad para seguir viviendo y luchando junto a sus familias. No se han dejado vencer por la adversidad y demuestran cada día que el deporte es una buena vía para lograr bienestar.
¿Y tú que opinas?
Foto: Istock

 

 

0 comments