Latin Grammy: un premio que despierta mil recuerdos

Todos los años, la Academia Latina de la Grabación reconoce la trayectoria de un selecto grupo de artistas que cambiaron para siempre el rumbo de los sonidos latinoamericanos.  En mi opinión, el Premio a la Excelencia Musical es el momento más emotivo de los Grammys, además de una buena excusa para recordar algunas excelentes canciones del pasado, como lo demuestran los homenajeados de este año.

Fotos:De fiesta con los clásicos de El Gran Combo de Puerto Rico

Gato Barbieri es el tipo de artista por el cual se inventaron este tipo de tributos. El saxofonista argentino creó un género propio, fusionando su visión personal del jazz –a veces melosa, a veces estridente– con formatos folclóricos de América Latina, éxitos del pop y hasta música netamente comercial. La combinación funcionó de maravillas, especialmente durante la década del 70, su apogeo creativo.

Lo que más sorprende de los españoles Víctor Manuel y Ana Belén es que han logrado permanecer casados a través de las décadas al mismo tiempo que desarrollaban carreras no sólo como solistas, sino también en conjunto. El volúmen de su producción artística es avasallador, y sus discografías nos permiten descubrir nuevos tesoros constantemente. Como esta hermosa balada del primer LP de Belén, Tierra, editado en 1973.

En el caso de la dominicana Ángela Carrasco, emigrar a España fue el paso decisivo para convertirse en una de las grandes divas del pop latino durante los años 80. Patrocinada por el famoso cantautor Camilo Sesto, Carrasco conoció muchos éxitos en el campo de la balada. Eventualmente reconoció sus propias raíces culturales, incursionando en la música afrocaribeña. Este tema es de su primer LP, editado en 1976.

Hablando de los sonidos tropicales, uno de sus exponentes más trascendentales ha sido –pareciera que desde siempre– El Gran Combo de Puerto Rico, “la universidad de la salsa”.  Sus elementos constantes han sido el férreo liderazgo del tecladista Rafael Ithier y la ausencia de solos innecesarios, favoreciendo más bien un swing elegante y pausado que provoca el delirio de los bailadores.  De todos los clips del Gran Combo que circulan por ahí, éste es mi favorito, con la presencia del sonero Andy Montañez y un piano eléctrico infartante del maestro Ithier.

En Brasil están la bossa nova, el axé, la samba… y después está Djavan. Este cantautor conoció una popularidad inmensa durante la década del 80, pero hasta el día de hoy continúa creando discos de una belleza etérea y cadenciosa. Djavan visita los formatos tradicionales de la música popular brasileña, pero le agrega ecos de reggae, pop en inglés, y suaves texturas de jazz. Aquí lo vemos interpretando en concierto una preciosa canción de su autoría.

Pablo y Silvio. Silvio y Pablo. Cuando hablamos de la nueva trova cubana, los nombres de sus dos grandes cantautores –Pablo Milanés y Silvio Rodríguez– van de la mano. Presentaron conciertos juntos y comparten una cierta ideología estética, pero la música de Milanés es única, amparada en el universo sombrío del filin cubano, los boleros, baladas jazz y el uso de la poesía como un diario íntimo del corazón. Una de sus mejores composiciones, “El breve espacio en que no estás”, ha enternecido a millones.

 

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

 

0 comments