Un récord de mujeres jóvenes viven con sus padres y parientes

El porcentaje de mujeres jóvenes que aún viven con sus padres u otros parientes en EE.UU. ha alcanzado niveles récord, debido a las dificultades económicas y la tendencia a postergar el matrimonio, según un nuevo estudio del Pew Research Center.

Fotos: Mujeres ejemplares que marcaron su rumbo

El informe, con base en datos del censo, revela que el 36,4% de las mujeres entre los 18 y los 34 años vivían con sus padres u otros familiares en el 2014, el mayor porcentaje desde 1940, cuando la cifra era de 36,2%.

A diferencia de los años 40, sin embargo, las jóvenes de hoy no se quedan en casa por normas sociales o por aceptación social. Las altas deudas estudiantiles, el incremento en la renta y los cambios culturales, incluyendo el retraso del matrimonio, han llevado a las mujeres de estos tiempos a quedarse en la casa de sus padres por más tiempo, expresó Richard Fry, un economista del Pew.

Al mismo tiempo, Pew descubrió que los hombres jóvenes continúan quedándose en casa a una tasa más alta que las mujeres, un 42,8%. Pero el número era más alto en los 40, cuando 47,5% de los hombres jóvenes vivían con sus familias.

Suscríbete a nuestro boletín.

FamilyLa tendencia de ambos géneros se basa parcialmente en la ola creciente de deudas que enfrentan muchos graduandos universitarios, como la deuda estudiantil. En efecto, más del 70% de los estudiantes que logran un tí­tulo de licenciatura lo hacen con deudas pendientes, y la media de lo que debe cada uno de ellos está en $29.400, según datos de la Casa Blanca.

El porcentaje de jóvenes en general que vivían con sus padres disminuyó después de la década de 1940 a medida que más mujeres salían a trabajar, crecía el mercado laboral, y aumentaba la tasa de matrimonios.

Si bien antes era el matrimonio el acontecimiento que llevaba a la gente a salir de su casa, hoy en día ocurre a una edad más avanzada, si es que ocurre del todo. En promedio, las mujeres hoy en día se casan a los 27 años, comparado con 21,5 en 1940; los hombres se casan en promedio a los 29,3, comparado con 24,3 en 1940.

Jóvenes hombres y mujeres comenzaron a quedarse en casa de sus padres, o a regresar allí, a una tasa más rápida después del 2000, una tendencia que se agravó ante la incertidumbre económica causada por el derrumbe del mercado de vivienda y la recesión.

Ahorra en tus compras con los descuentos de AARP

La tendencia de quedarse en casa de la familia no es, sin embargo, reflejo únicamente del mercado laboral, sostuvo Fry. Por ejemplo, un número mayor de jóvenes está vive con sus familiares hoy en comparación con el 2010, a pesar de que el mercado laboral ha mejorado.

Un informe anterior de Pew Research Center reveló que los jóvenes de la generación del milenio o ‘millennials’ no tienen ninguna prisa en salir de la casa de mamá y papá… incluso después de encontrar empleos.

A medida que la economía mejora, un número mayor de jóvenes de la generación del milenio cuenta con empleos en comparación con hace cinco años, aun así una mayor cantidad de ellos siguen viviendo en casa, según el informe.

En la actualidad, 42,2 millones de milenios están viviendo con sus padres, en comparación con 41,9 millones en el 2010.

En el mismo período, la tasa de desempleo para personas entre 18 a 34 años de edad se redujo de 12,4% a 7,7%.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto: Izabela Habur/ istockphoto

 

0 comments