Somos lo que comemos y comemos lo que vemos

iStock_000021134275_XXXLarge

Por años hemos escuchado las frases “somos lo que vemos” y “somos lo que comemos”. Puede sonar como algo sencillo, incluso hasta podría ser un cliché y pensemos que son tonterías.

Fotos: 5 alimentos no tan sanos como creemos

Pero, sorprendentemente, estas frases son tan serias que han sido objeto de investigaciones científicas.

Los resultados de uno de estos estudios ha confirmado que en efecto estas son ciertas. ¿Cómo es posible?

Según publicó la revista Health Education and Behavior, investigadores de la Universidad de Cornell estudiaron las cocinas de más de 200 hogares en Estados Unidos.  Los investigadores tomaron nota de los alimentos en dichas cocinas que se encontraban a simple vista y anotaron también el peso de las mujeres que viven en dichos hogares.

Los hallazgos arrojaron que las mujeres que tenían cereal a la vista pesaban 20 libras más que las que no lo tenían. Las mujeres que tenían refrescos a fácil acceso, pesaron 24 a 26 libras más de las que vivían sin sodas en sus casas y las mujeres que tenían a simple vista frutas pesaban 13 libras menos que el resto.

El autor principal del estudio, profesor y director del Laboratorio de Alimentos y Marcas de Cornell, Brian Wansink, subrayó que “Es la dieta ‘visual’ básica… uno come lo que ve”. Wansik confesó que los resultados lo sorprendieron porque parecería que los cereales son saludables.

Suscríbete a nuestro boletín

Así las cosas pues es importante creer, en efecto, que la comida entra por los ojos y para no engordar pues hay varias cosas que debemos hacer. Cuando vayamos al supermercado no podemos ir con hambre, debemos llevar una lista en la que tengamos anotado justo lo que necesitemos. Sabemos que las papitas fritas, la  crema de avellanas, el bizcocho, no son alimentos de primera necesidad. Optemos por tener a la vista en nuestra cocina bananas, manzanas, ciruelas, fresas.

¿Qué alimentos debemos tener a simple vista en nuestra cocina? A continuación varias recomendaciones:

 

  • Yogurt Griego. Una porción de yogurt griego puede tener 18 gramos de proteína por 6 onzas. No solo lo podemos ingerir como merienda, lo podemos utilizar además como sustituto de recetas que llevan mayonesa y crema agria.
  • Habichuelas enlatadas: rojas, blancas, rosadas, garbanzos y guisantes. Estos son buena fuente de proteína y fibra y son productos económicos.
  • Huevos
  • Bananas. Son económicas. Están disponibles todo el año. Son excelente merienda, acompañante de yogurt y cereal.
  • Avena baja en azúcar. Para desayuno es excelente y sacia.
  • Papas de cáscara roja. Se pueden preparar de variadas formas y son más bajas en almidón.

 

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano

Un último consejo muy importante en la época de la celebración navideña, no vayas a las fiestas con hambre. Te pararás delante de las mesas y querrás comértelo todo. En la medida que puedas ingiere alguna merienda y mucha agua antes de salir de tu hogar.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto de KovacsAlex vía IStock.

 

0 comments