Los votantes merecen respuestas sobre el Seguro Social

In English Tome un soporte con el logotipo de la Casa Blanca en el fondo | Nunca olvidaré cuando asistí a mi primer debate político. Fue en Filadelfia, en los años 80, y se enfrentaban los dos candidatos principales a la vicepresidencia. Yo era un estudiante republicano de Penn State University y tuve la suerte de conseguir un cupo para asistir.

Aunque no recuerdo mucho de lo que se dijo, sí recuerdo que fue un verdadero intercambio de ideas. Sí, hubo ataques personales y algunas preguntas personales. Pero los moderadores presionaron a los candidatos sobre los temas clave y los candidatos dieron respuestas serias. Todos nosotros en la audiencia escuchábamos con gran interés.

Los tiempos realmente han cambiado. Los debates del 2016 han sido un concurso de quién puede hablar más alto, y los moderadores los han dejado salirse con la suya una y otra vez. Lo más decepcionante es que estos encuentros de gritos descuidan uno de los temas más importantes para nuestros hijos y nietos: la actualización del Seguro Social.

Por eso, la campaña de AARP, Tomen una posición, les pide a las cadenas principales que les pregunten a cada candidato cuáles son sus planes para abordar el futuro del Seguro Social y que los presionen para que den detalles, no incoherencias. El 2 de marzo, los voluntarios de Tomen una posición entregaron más de 100,000 peticiones a Fox y CNN, instándolos a asegurarse de que el Seguro Social reciba la atención merecida en los debates.

Desde noviembre pasado, Tomen una posición ha estado presionando a los candidatos presidenciales para que expongan sus planes para actualizar el Seguro Social para las generaciones futuras. Y hemos tenido algún éxito. Debido en gran parte al esfuerzo de nuestros voluntarios en Iowa, Nuevo Hampshire y Carolina del Sur, quienes les han preguntado a los candidatos acerca del Seguro Social en casi todos los eventos, todos menos uno de los candidatos ha establecido un plan. (Estamos todavía a la espera de Donald Trump.)

Pero es como un árbol que cae en un bosque. La mayoría de los votantes no han oído nada acerca de estos planes y no tienen idea de lo que significaría para ellos y sus familias. Sin embargo, las propuestas que están sobre la mesa ahora podrían tener consecuencias reales. Plantean importantes interrogantes que los moderadores de los debates deberían preguntar.

Por ejemplo, para Marco Rubio, Ben Carson, Ted Cruz y John Kasich, los moderadores deberían preguntar: Su plan incluye aumentar la edad de jubilación. Si hacemos eso, ¿qué pasa con las personas que tienen empleos físicamente exigentes y que no pueden trabajar más? Y a Bernie Sanders y Hillary Clinton, los moderadores deben preguntarles: ¿Cómo pagarían los aumentos de beneficios en vista de todas las realidades presupuestarias?

Firma nuestra petición. ¡Diles a los moderadores de los debates por televisión que les pregunten a los candidatos por sus planes para el Seguro Social!

Los votantes necesitan escuchar un verdadero debate sobre estas propuestas. Las personas en Estados Unidos aportan al Seguro Social durante todas sus vidas laborales, y merecen saber en detalle cómo cada candidato presidencial cumpliría la promesa del Seguro Social para las generaciones futuras.

Los debates televisados a nivel nacional son el único foro durante una campaña presidencial donde los candidatos tienen la oportunidad de explicar lo que realmente sus propuestas supondrían para la gente común.  Los votantes quieren oír hablar del tema. Las encuestas indican que la opinión pública considera que el Seguro Social es un tema extremadamente importante.

John Hishta es vicepresidente senior de campañas de AARP. Síguelo en Twitter @jhishta.

También te puede interesar:

 

 

0 comments