Los caballeros del fútbol

pellegrini

Manuel Pellegrini

Uno es un arquero argentino que se llama Willy y se apellida Caballero, el otro es un entrenador chileno que responde por Manuel Pellegrini. Ambos son dos caballeros del deporte y ejemplo de buen comportamiento en el fútbol, algo que debería ser la norma en las canchas.

El portero tiene 35 años y pese a que es muy bueno en su profesión, la selección argentina no lo ha tenido en cuenta. Él como guardameta suplente del cuadro inglés Manchester City, que dirige Pellegrini, siempre espera su oportunidad resignado para tratar de lucir.

Fotos: Conoce a las leyendas del fútbol mundial

El domingo tuvo su gran chance y fue el héroe del partido que su equipo ganó por penales al Liverpool. Caballero atajó tres penales seguidos para dar el triunfo a los suyos y conquistar la Copa de la Liga Inglesa.

“Hice lo que debía parar los penales y estoy feliz porque pude dar un título a mi equipo. Pocas veces un arquero tiene el mayor protagonismo en un encuentro y esta vez me tocó a mí decidir”, afirmó con modestia.

Sus declaraciones chocan con las expresiones vanidosas y poco solidarias de un superestrella como es el delantero portugués Cristiano Ronaldo, quien el sábado tras perder su equipo el Real Madrid ante el rival Atlético de Madrid por la liga española, afirmó que la derrota fue causada por que los demás jugadores no tienen su mismo nivel, causando el enfado de sus compañeros.

Caballero, incluso a sabiendas de que para la próxima temporada posiblemente tendrá que buscar un nuevo equipo y como no parece que el seleccionador argentino Tata Martino lo vaya a tomar en cuenta, sigue su vida deportiva con humildad y siempre dispuesto a dar lo mejor cuando lo envíen a la cancha. Un “Caballero del deporte”.

El ingeniero Pellegrini

Por su parte, Pellegrini es un ingeniero de 62 años, que desde 1988 transformó su carrera de jugador por la de entrenador. Lo más valorable suyo fue haberse reinventado luego de un golpe que habría puesto punto final a la carrera de muchos.

Suscríbete al nuestro boletín informativo para que estés al tanto de los temas que te interesan

En su primera experiencia como DT se fue al descenso con la Universidad de Chile. Sin embargo, no sólo no finalizó con ese tropiezo, sino que encima terminó dirigiendo a Real Madrid.

Los éxitos le llovieron después gracias a su abnegado trabajo. Ha dirigido en su natal Chile, en Argentina (sacando campeón a River Plate y a San Lorenzo), en España y en Inglaterra y ha ganado títulos, logrado siempre actuaciones relevantes y dejado la impresión de ser uno de los entrenadores más ecuánimes del mundo.

Pellegrini jamás tiene un exabrupto, una mala respuesta, un mal gesto ni para sus acérrimos rivales. En 2010, pese a que aún tenía un año más de contrato y de que alcanzó un récord de puntos en esa temporada, fue despedido del Real Madrid.

Con humildad se marchó al modesto Málaga, equipo que revivió, pero debió sufrir los desplantes y la humillación, entre otros del nuevo entrenador madridista José Mourinho, quien lo hirió de palabra y lo tildó de mediocre, pero Pellegrini no cambió su actitud y siempre le tuvo la mano tendida.

Ahora pese a que transformó al Manchester City de un equipo que no era nada en el universo de la Liga Premier, a un cuadro con títulos, la dirección prefiere despedirlo para la próxima temporada sin motivo aparente y Pellegrini, inmutable decide buscar otro destino.

Descuentos en salud y bienestar: Ahorros de hasta un 30%

Encontrará seguro otro equipo que necesite un buen entrenador que logre resultados en la cancha, aunque no sea esa figura mediática que grita, insulta, gesticula, tan al parecer de moda en el deporte, pues él seguirá siendo un caballero, de esos que necesita el fútbol y la vida.

“No le dedico 24 horas del día al fútbol. Un entrenador debe saber de otras cosas para poder manejar un grupo. Hay que leer de otros temas, estar preparado para relacionarse y empatizar con disímiles personalidades de jugadores, dirigentes y periodistas” y agrega Pellegrini, quien si tuviera una segunda vida no le gustaría ser entrenador, sino que que preferiría ser escritor, pintor o escultor.

¿Y tú que opinas?

También te puede interesar:

 

 

 

 

0 comments