7 consejos para acampar por primera vez

Camping en Ginnie Springs, Florida

Acampar es sinónimo de salud, entretenimiento y paz.

Hay un montón de consejos para ir de campamento por primera vez, pero me aventuro a resumirlos, porque, si eres amateur en esta actividad, no estás para muchos sermones. En mi caso me tomó varios años dar el paso. Pensaba que acampar era sinónimo de unas vacaciones agotadoras, en donde el trabajo superaba la cantidad y capacidad de relajamiento. ¡Qué equivocada estaba! Acampar es sinónimo de salud (respiras aire fresco y en el día te expones al sol, fuente maravillosa de vitamina D), entretenimiento y paz. ¡No hay nada como disfrutar de la naturaleza en plena acción! Si te aventuras, toma en cuenta estos 7 consejos para acampar por primera vez.

Fotos: Viajes económicos de primavera

1. El lugar. Alguna vez leí que al acampar por primera vez, uno no debería seleccionar un lugar muy lejano, porque en caso que a uno no le gustara la experiencia, podría regresar pronto a casa. Yo vivo en Miami, y seleccioné Ginnie Springs, un parque con hermosos manantiales de agua a unas cinco horas de Miami. El parque ofrece muchas actividades que pueden hacer todos los miembros de la familia, como ir en los flotadores para navegar por el río, botes para remar, kayaks, áreas de pesca, snorkeling y hasta buceo. Además de canchas de vólibol, fútbol… ¡En fin! Desde que llegamos nos sobraban cosas por hacer.

2. El equipo. Al acampar, lo ideal es no empacar tanto, al punto que cargar y descargar el auto se convierta en una tortura, pero tampoco debes pasar necesidades. Por lo general los parques de Estados Unidos tienen parrillas para cocinar. ¿Entonces para qué cargar una churrasquera? Si en el parque que te quedas hay tienda de abastecimiento ¿para qué llevar la leña desde la casa? En mi caso, las dos mejores cosas que empaqué fueron la carpa para dormir y una carpa para comer. Las dos resultaron muy fáciles de armar, y cómodas. Aunque sólo íbamos a dormir seis en mi carpa, llevé una para diez personas y fue una buena decisión, porque descubrí que en la caja de las carpas te ponen la capacidad de personas que dormirán, pero “pegaditos”. La carpa que yo escogí, también tenía un pequeño porche en la entrada, lo que nos dio incluso más espacio.

La importancia de dos carpas al ir camping

Lleva dos carpas: una para comer, otra para dormir.

3. La preparación. Investiga todo lo que puedas. Aunque nosotros lo hicimos, nos faltaron algunos detalles. Por ejemplo: 1) no armamos la carpa en casa, para practicar cómo se hacía; y 2) no le rociamos un líquido impermeable porque estábamos seguros que no iba a llover. Resultó que, justo cuando estábamos armándola, ¡llovió! Y perdimos valioso tiempo porque no teníamos práctica. Los amigos que iban con nosotros, armaron su carpa en menos tiempo, porque ya habían ensayado cómo se hacía antes del viaje.

4. La compañía. Escoge amigos consentidores más que consentidos, en pocas palabras amigables y considerados. ¡Ese fue uno de los mejores aciertos de mi acampamento! Mi amiga Ziomara Belete, que fue mi vecina de carpa, resultó la mejor compañía: nos prestábamos sartenes, compartíamos comida. Y, como es mucho mejor cocinera que yo, resulté ganando.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

5. La comida. Como ya se sabe que en las vacaciones siempre habrá chucherías, decidimos contrarrestar las tentaciones incluyendo alimentos saludables y fáciles de preparar. De antemano preparamos un menú “saludable”: churrasco para el primer día, hamburguesas de pavo para el segundo, sándwiches después… ¡Y mucha ensalada! Un buen congelador, tamaño familiar, con hielo que renovamos gracias a la tienda de abastecimientos del parque, nos permitió comer verduras diariamente.

6. La actitud. Uno de los principales obstáculos que tuve que vencer antes de lanzarme a la aventura de acampar fue mi actitud. Pensaba que era incómodo, y —sobre todo— me preguntaba ¿dónde encontraríamos un baño si estamos en un campo abierto? Resultó que acampamos cerca de un baño y que el parque lo mantenía perfectamente limpio.

Camping ocn mi familia por primera vez

Acampar con la familia no tiene precio.

7. Prepárate para quedar maravillado. Las estampas que nos regala la naturaleza cuando la tenemos de cerca no tiene precio (como dice la publicidad de tarjetas de crédito). Aún tengo en mi mente el fulgor de los ojos de mi mamá, mi esposo y de mi sobrino frente a la hoguera, o lo perfectamente iluminado que se veía el cielo en medio de la naturaleza. Una noche, mientras estábamos conversando después de la cena, vi cómo comenzaba a brillar la corriente del río que teníamos frente a nosotros. Era como si arrastrara una corriente de estrellas. “¡Son peces eléctricos!”, exclamó alguien. Parecía una escena de una película de Disney. Por experiencias así, te digo: Si vas de campamento, prepárate para quedar maravillado.

Y esto — más que uno de mis consejos para ir de campamento por primera vez— es una afirmación.

También te puede interesar:

 

0 comments