Llega al Congreso el proyecto de ley federal bipartidista Credit for Caring Act

En inglés | Piensa en cuán ajetreada y caótica la vida diaria puede ser, al buscar un balance entre tu carrera, hijos, finanzas y más. Ahora imagina también tener que cuidar de un padre, cónyuge o hijo con discapacidad, quizás las 24 horas del día. Cada día unas 40 millones de personas en Estados Unidos cuidan de sus seres queridos —como yo— para que puedan vivir de manera independiente en el hogar y en sus comunidades, donde desean estar.

Ayuda: Centro de Recursos para el que CuidaHispanicMotherDaugher_1

Los llevamos a las citas médicas, preparamos comidas, administramos sus medicamentos y mucho más. También trabajamos y nos enfrentamos con el estrés financiero.  Sí, las responsabilidades de un cuidador pueden resultar abrumadoras y estresantes.

Laurie, de Maryland, cuida de su esposo Bill, quien sufre de la enfermedad de Parkinson. Ella compartió la historia de su familia como parte de la iniciativa I Heart Caregivers (Amo a los cuidadores) de AARP. Laurie se jubiló de su empleo a tiempo completo como maestra para poder prestarle más atención a Bill, pero tuvo que buscar un trabajo a tiempo parcial para poder llegar a fin de mes. “Cuando me jubilé perdí muchos ingresos, al igual que ingresos futuros… Estoy utilizando mis ahorros”, dice.  Además del gran recorte salarial luego de jubilarse, Laurie tiene nuevos gastos como cuidadora, como el transporte, lo que está empeorando su situación económica.  “Mi meta es mantener nuestras finanzas a flote…”, comenta.

Laurie no está sola. La mayoría de los cuidadores (en inglés) familiares tienen que encontrar un equilibrio entre ayudar a sus seres queridos al mismo tiempo que trabajan, ya sea a tiempo completo o parcial. Algunos se ven obligados a abandonar la fuerza laboral para poder centrarse completamente en sus responsabilidades como cuidadores, lo que pone su propia seguridad económica en riesgo.

Suscríbete a nuestro boletín.

Credit for Caring Act (Ley federal de crédito tributario para los cuidadores familiares)
Una nueva ley bipartidista Credit for Caring Act(ley de crédito tributario para los cuidadores familiares) —se sometió en el Congreso de EE. UU. el mes pasado y hoy en el Senado— es un paso razonable para abordar los desafíos económicos de los cuidadores familiares, pues los ayuda a continuar trabajando y a tener más estabilidad económica. La ley ofrecería un crédito tributario federal no reembolsable de hasta $3,000 para los cuidadores familiares que cumplan con los requisitos, es decir que trabajen y utilicenn su propio dinero para cuidar de un ser querido.

En una encuesta a nivel nacional llevada a cabo el año pasado, AARP encontró que la gran mayoría de los votantes registrados de 40 años o más (un 83%) apoyan el ofrecimiento de un crédito tributario federal para los cuidadores familiares. No resulta sorprendente que este apoyo cruza las líneas de partidos políticos.  Al fin y al cabo, la prestación de cuidados familiares no es un problema republicano o demócrata, es un problema familiar.

AARP apoya la ley Credit for Caring Act.  Agradecemos a los patrocinadores de la Credit for Caring Act en el Congreso de EE. UU., los representantes Tom Reed (R-NY) y Linda Sánchez (D-CA) y los patrocinadores en el Senado de EE. UU., los senadores Joni Ernst (R-IA) y Michael Bennet (D-CO) por su liderazgo bipartidista en cuanto a esta ley.

Ahorra en tus compras con los descuentos de AARP.

Además de aliviar algunos de los costos financieros de los cuidadores familiares, el crédito tributario de esta ley puede ayudar a:

  • Dar alivio para que los cuidadores familiares puedan tomar un descanso muy merecido.
  • También permitirá que los cuidadores familiares puedan costear cuidados en el hogar o algún otro tipo de apoyo que les permita continuar trabajando y cumpliendo con sus responsabilidades como cuidadores familiares.

 

Comunícate con los legisladores de tu estado hoy

Los cuidadores familiares son el pilar de los sistemas de cuidados en Estados Unidos. Nosotros proporcionamos $470 mil millones ($470 billion) anualmente en la prestación de cuidados no remunerada, lo que ayuda a demorar o evitar cuidados costosos en instituciones especializadas para adultos mayores y personas con discapacidades en Estados Unidos —y les ahorra dinero a los contribuyentes—.

La ley Credit for Caring Act es un paso razonable para apoyar al mayor sistema de apoyo de EE. UU.: los cuidadores familiares.

También te puede interesar:

 

Foto: AARP

 

0 comments