Un puertorriqueño y una peruana se alzan con el premio ambiental más importante del mundo

El puertorriqueño Luis Jorge Rivera Herrera, un boricua de 43 años que lleva 17 años luchando por ayudar a conservar un corredor biológico en Puerto Rico, ha visto recompensada su lucha ambiental con el premio Goldman.

Fotos: 30 latinos que abrieron camino

Máxima Acuña, otra latinoamericana, y para más señas, campesina peruana, compartió ese privilegio. Junto a Rivera, ambos de los seis luchadores ambientales que este año ganaron el prestigioso galardón ambiental, reconocido como el más importante del mundo.

Luis Jorge Rivera Herrera

Luis Jorge Rivera Herrera, Puerto Rico

Mientras Rivera Herrera fue reconocido por su incansable labor de crear el llamado Corredor Ecológico del Noreste (CEN), lugar destacado como hábitat de tortugas baula, hogar de manglares, y gran flora y fauna, Acuña fue destacada por defender su derecho a vivir en paz y vivir de su propia tierra, un espacio codiciado por dos empresas mineras nortemaericanas para la explotación minera.

El premio obtenido es el mismo reconocimiento que otorgaron en 2015 a la asesinada activista hondureña Berta Cáceres por liderar una campaña contra la represa Agua Zarca, a cargo de la más grande constructora de plantas hidroeléctricas.

Al anunciar a los ganadores de 2016, la fundación The Goldman Environmental Prize destacó que “Rivera Herrera ayudó a liderar una exitosa campaña para el establecimiento de una reserva natural en el Corredor Ecológico de Puerto Rico —una zona de anidaje para el tinglar que está en peligro de extinción— y para la protección del patrimonio natural de la Isla contra los proyectos dañinos de desarrollo”.

El corredor incluye las playas San Miguel, La Selva, Las Paulinas, El Convento y Colorá, de un alto valor escénico y natural.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

Justo hace tres años, el gobernador Alejandro García Padilla firmó la ley que declaró toda la zona como reserva natural, que incluye el 30% que está en manos privadas. La legislación inicial, aprobada en 2012, había dejado fuera los terrenos privados.

Máxima Acuña

Máxima Acuña, Perú

Acuña, por su parte, se enfrenta desde 2011 a Yanacocha, un consorcio minero que posee la concesión para explotar el yacimiento aurífero más importante de Perú y de América Latina, y es eso lo que la ha hecho merecedora del reconocimiento.

La reseña que hace el premio Goldman sobre Máxima recuerda que ese año la empresa minera a cargo del proyecto Conga llegó al hogar de los Acuña Chaupe, en Cajamarca, y exigió que dejaran su terreno.

“Cuando Acuña se negó, fue sometida a la brutalidad de la minera. Llegaron fuerzas armadas a destruir su hogar y pertenencias, y la golpearon a ella y a una de sus hijas hasta dejarlas inconscientes”, señala.

La organización del evento rememora la intensa batalla (física y legal) que libró (y sigue librando) la campesina cajamarquina por defender su tierra y las fuentes de agua de la zona de Yanacocha.

La lucha de Máxima Acuña ha impedido que el Proyecto Conga avance y que su operación extractiva de oro y cobre afecte las cabeceras de cinco cuencas y el páramo de Cajamarca, un humedal de altura con mucha diversidad biológica.

Ahorra en tus compras con los descuentos de AARP

Felicitaciones a esto dos latinoamericanos ejemplares por su lucha y cuidado del medioambiente, a propósito del Día de la Tierra que se celebra este 22 de abril.

La fundación ambiental Goldman selecciona ganadores en representación de Europa, África, Suramérica y Centroamérica, Norteamérica, y las Islas e Islas Nación.

También te puede interesar:

 

Fotos: The Goldman Environmental Prize

 

0 comments