No más estados de negación con la diabetes

Dice el refrán que no hay peor ciego que el que no quiere ver, ni peor sordo que el que no quiere oí­r. Yo digo que es hora de acabar con eso, al menos cuando de salud se trata. Llevo varios dí­as pensando seriamente en las complicaciones de la diabetes, -en este caso, a veces fatales- que nosotros mismos nos creamos como pacientes, cuando asumimos un estado de negación o desdén de nuestras condiciones de salud. El otro dí­a mi esposo …