Canto a mis abuelas: 5 lecciones de vida

Un amigo un dí­a me preguntó cómo me gustarí­a volver a este mundo, suponiendo que pudiera. Sin pensarlo, le dije, “exactamente igual”. Pero, ¿cómo? ¿No te gustarí­a ser rica, o princesa, o…? Pero es que ya lo he sido, le contesté. Julio, que me conoce desde que éramos adolescentes, se quedó un poco perplejo, pues evidentemente ni soy rica ni mucho menos princesa. “Es que no me puedo imaginar tener más amor, sentir más ternura de la que he sentido …