Primera cita y espiritualidad

Quizá fue el zumbido de la turbina del aviĂłn lo que llevĂł a Segunda -quien, al igual que a mí­, le encanta viajar- a elegir para su primera cita a un estadounidense de la alta sociedad fanático de la tecnologí­a. Todaví­a está por verse si este pretendiente resultará alĂ©rgico a Lady Piola. Pero pareciera que el caniche de Segunda ¡ya ha presentado una “reacciĂłn” a Ă©l! ÂżEstará olfateando la guardiana Lady Piola algo que Segunda no puede ver? Tengo un …