¿Cirugía bariátrica antes de un reemplazo de rodilla?

Hoy tengo algo que confesar: he engordado.Fat and thin woman comparison

Después de que corrí el maratón de Nueva York, cambié mis hábitos de ejercicios y relajé un poco el cumplir con mi usual dieta saludable. Me propuse recuperar mi cuerpo de ese esfuerzo físico con descanso, pero creo que se me fue la mano. También comencé a complacerme con más de esos gustitos alimentarios. Luego vinieron las Navidades y comenzado el año no pude caer nuevamente en la rutina saludable. Y ahora, con las vacaciones de Semana Santa pues llegué al tope. Anoche cuando me paré sobre la balanza me llevé una sorpresita.

Fotos: Pierde peso de manera saludable.

Así que tengo que perder algo de peso. Me siento mejor con unas cuantas libritas menos. Me duelen menos los tobillos y las rodillas. Mi cadera izquierda tampoco ha tenido buenos momentos desde que ando por la vida con estas libritas de más no acostumbradas. No duermo igual y me levanto más cansada. No es nada grave, tampoco es que me he puesto obesa, pero siento que me podría sentir físicamente mucho mejor sin estas libritas.

Y es que cargar con peso extra pone a nuestro cuerpo a trabajar más duro para moverse y funcionar óptimamente. Está comprobado. Tan es así que estudios recientes en ortopedia indican que aquellos pacientes que tienen que someterse a un reemplazo de rodilla o cadera, tienen mayores probabilidades de éxito a largo plazo si están en su peso adecuado versus aquellos que sufren de obesidad.

Suscríbete a nuestro boletín.

Durante la más reciente reunión de la American Academy of Orthopedic Surgeons (en inglés) éste fue un tema que obtuvo mucha atención. La relación del peso con los reemplazos de rodillas y caderas. Los expertos concluyen que incluso someterse a una cirugía bariátrica antes de una cirugía de reemplazo de rodilla o implante de cadera puede ser la clave del éxito en pacientes que sufren de sobrepeso considerable.

Si bien la cirugía bariátrica no es un proceso que se puede tomar a la ligera ni es la panacea para todo el mundo, sí puede ser la mejor opción para aquellas personas que han tratado de perder peso por muchas vías y no lo han logrado. Personalmente conozco a un buen número de personas que han cambiado sus vidas radicalmente con una cirugía bariátrica. No solo han perdido una cantidad de peso que los imposibilitaba de llevar una vida normal, sino que se han quitado años de encima en cuanto a achaques, dolencias y condiciones crónicas.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Así que en relación a las cirugías de reemplazo de coyunturas, pues puede resultar ser el mejor preparativo. También puede terminar siendo más costo efectivo el tratamiento para el paciente. Si bien estamos hablando de someterse a dos cirugías —cada una con sus costos asociados— a la larga, al perder peso con el control que requiere una bariátrica puede evitar la necesidad futura de tener que pasar por múltiples reemplazos de sus prótesis de rodillas o caderas. Además, puede también eliminar la necesidad de costear otras enfermedades asociadas a la obesidad, como la hipertensión y la diabetes.

Así que es algo a considerar. Y ahora, a ponerse a dieta y ¡a cuidarse!

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto de janulla via istockphoto.com