- AARP Blog - https://blog.aarp.org -

Se suman riesgos a la terapia de reemplazo hormonal

Esta es la disyuntiva que enfrentamos todas las mujeres en la menopausia: si seguir adelante con la terapia de reemplazo hormonal, optar por otras terapias para contrarrestar los síntomas de esta etapa de nuestras vidas o, sencillamente, no tomar hormonas.https://secure.istockphoto.com/profile/art-4-art

Para algunas mujeres y sus doctores no hay espacio de negociación y ven el reemplazo hormonal como la única alternativa a esas molestosas sacudidas de calor, malos humores, dolores de cabeza y demás. Otras mujeres, como mi abuela, dirán “yo jamás tomé hormonas de reemplazo y siempre me he sentido bien”.

Fotos: Luce más joven sin recurrir al bisturí

Yo todavía no llego a ese momento de tomar una decisión pero reconozco que no es una que quiero tomar a la ligera. Sobre todo porque está comprobado que la terapia de reemplazo hormonal, si bien puede hacerme sentir mucho mejor cuando se trate de soportar los achaques propios de la menopausia, no está exenta de introducir nuevos riesgos para la salud.

Uno de esos riesgos, según doctores del Massachusetts General Hospital en Boston, son las hemorragias en nuestro sistema gastrointestinal bajo, esa parte formada por el intestino delgado, el intestino grueso, el recto y el ano.

Ya era conocido, tras la publicación del estudio con el nombre de Women’s Health Initiative (en inglés) del año 2002 que la terapia de reemplazo hormonal, aumenta el riesgo de desarrollar no solo cáncer del seno, sino infartos al corazón, derrames cerebrales y coágulos de sangre. Pero ahora, se suma a esta lista el riesgo de hemorragias gastrointestinales.

Suscríbete a nuestro boletín

En específico, los investigadores han concluido que estas hemorragias asociadas a la terapia de reemplazo hormonal son debidas al desarrollo de una condición llamada colitis isquémica (en inglés), en la cual el colon se inflama debido a una reducción en su irrigación sanguínea. Esta insuficiencia sanguínea puede ser causada por un coágulo. Y con la falta de sangre viene la muerte del tejido del colon, lo que a su vez produce hemorragias muy serias.

Los resultados del estudio (en inglés) del Massachusetts General Hospital arrojaron que, comparativamente, de las 74,000 mujeres que participaron en la investigación aquellas que estaban en terapia de reemplazo hormonal, tenían en un 50%, mayor riesgo de sufrir hemorragias intestinales. Mujeres que solían tomar hormonas pero no estaban bajo terapia en ese momento, continuaban teniendo un 20% de riesgo de padecer hemorragias del sistema gastrointestinal bajo.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

En fin, que ésta es otra complicación que tenemos que considerar, sobre todo si como mujeres tenemos otros factores de salud que pueden incidir sobre nuestro sistema gastrointestinal.

Como siempre, vale la pensar poner los pros y los contra en una balanza y tener una conversación abierta con nuestro médico.

¡A cuidarse!

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto archivo aarp.org