Leicester: Lecciones de dinero y fútbol

El equipo de fútbol puso a la ciudad en el mapa con fama internacional.

El triunfo del modesto club Leicester City en la competitiva y millonaria Liga Premier de Inglaterra, tras 132 años de espera, demostró algo que se quiere hacer olvidar en el deporte moderno y es que para tener un buen equipo se necesita ante todo cohesión, trabajo, sacrificio, esfuerzo y muchos deseos. El dinero y las estrellas no siempre dan los resultados esperados por toda una serie de problemas de egos.

En las casas de apuestas tenía mejores probabilidades Kim Kardashian de ser presidenta de Estados Unidos que el Leicester de ganar la liga inglesa. Y es que el Leicester tenía solo £30 millones (unos $43 millones) para pagar salarios a todos los trabajadores del club frente a los más de £215 millones del Manchester United, £205 del Manchester City, £193 del Chelsea, £166 del Arsenal o £144 del Liverpool. Solo el Burnley tenía menos dinero que el Leicester, entre los 20 clubes de la Premier.

Fotos: Conoce a las leyendas del fútbol mundial

El valor del club en Transfer Market es de $70 millones, por $450 del Manchester United (13 veces campeón), $541 del Chelsea (4 títulos), $481 del Arsenal (3) y $548 del Manchester City (2), únicos equipos que habían ganado antes la Liga Premier, creada en 1992.

En poco más de un año, el modesto equipo pasó de estar casi condenado al descenso a segunda división, a ser campeón. Y su historia parece una del estilo Cenicienta, algo como de cuentos, sobre todo en este mundo donde los millones vuelan para comprar y vender equipos y deportistas.

La victoria del Leicester, según estimaciones de los analistas de PrivCo, va a hacer que su valor se triplique hasta los £437 millones ($629 millones), gracias al aumento de ingresos y de prestigio.

Pocos pensaban que el Leicester llegaría a ganar un título en la Liga Premier cuando la familia tailandesa liderada por Vichai Srivaddhanaprabha pagó £142 millones ($204,5 millones) para comprar este equipo de fútbol del centro de Inglaterra en 2010, incluyendo la deuda del club asumida en la operación.

Para la mayoría de los periodistas deportivos ingleses, esa adquisición no pasaba de ser otra prueba del interés de grandes inversores asiáticos y árabes por poner una pequeña parte de su riqueza en equipos occidentales de fútbol, para ganar prestigio.

Ahora, seis años después, el título y el aumento de valor del Leicester va a suponer una jugosa plusvalía latente para los Srivaddhanaprabha, cuya fortuna actual está valorada en unos $2,8 mil millones, según Forbes. Su principal negocio es la gestión de las tiendas en los aeropuertos de Tailandia, a través del holding King Power.

Suscríbete al nuestro boletín informativo para que estés al tanto de los temas que te interesan

Dos claves del éxito de los “Zorros” de Leicester con el modesto entrenador italiano Claudio Rainieri al frente, ha sido la estabilidad financiera y el equitativo reparto de los ingresos por derechos televisivos que existe en la máxima categoría de Inglaterra. En el resto de los países europeos los equipos más ricos reciben más dinero y ello hace casi insalvable la brecha con los poderosos.

Además, como muestra de su eficiencia financiera, no gastaron un solo centavo en seis de los jugadores de su plantilla. El austríaco Christian Fuchs (exportero del Chelsea), el arquero australiano Mark Schwarzer, Marc Albrighton (exlateral del Aston Villa),  y el polaco Marcin Wasilewski llegaron al club sin costo por sus traspasos, mientras Andy King y Jeffrey Schlupp son producto de sus divisiones inferiores. En tanto, por sus dos principales estrellas, el mediocampista francés Riyad Mahrez y el goleador local Jamie Vardy, el club solo pagó poco más de $2 millones.

Descuentos en salud y bienestar: Ahorros de hasta un 30%

En fin, el apoyo de su afición, el abnegado trabajo de Rainieri, el sacrificio de sus futbolistas y el fuerte y vibrante deseo de convertir un sueño en realidad, hace que hoy día los pobres del deporte puedan tener más esperanzas con la convicción de que el esfuerzo en las canchas es capaz de derrotar a los miles de millones de dólares de los jeques árabes, los nuevos millonarios asiáticos y rusos y los que creen que solo los fajos de billetes son capaces de hacer más fuerte a un club deportivo.

¿Y tú que opinas?

También te puede interesar: