¿Puedes darte el lujo de no pasar calor este verano?

El verano ha llegado, y se pronostican temperaturas muy altas en casi todo el país. De nuevo nos quedaremos en nuestros hogares, oficinas, cafés y centros comerciales con aire acondicionado. Y todo eso tiene un costo —un gran costo— en la forma de facturas mensuales de electricidad más altas que cualquier persona con ingresos fijos encontrará difícil de pagar.

Lo que gastan los consumidores en electricidad para sus hogares se basa principalmente en cuánta energía consumen. Por eso es que los aumentos en las facturas de electricidad frecuentemente están relacionados con los cambios en la temperatura exterior. Según la U.S. Energy Information Agency, la familia típica en Estados Unidos pagará un promedio de $426 por la electricidad este verano, un aumento de aproximadamente un 3% en comparación con el verano pasado.

A muchos jubilados, como Lucille Moore, residente de Indianápolis de 84 años, sencillamente no les alcanza el presupuesto para los gastos más elevados de los servicios públicos. “Muchos adultos mayores toman medicamentos costosos, y muchos no pueden salirse del presupuesto para pagar facturas inesperadas (de los servicios públicos) como esta”, dice Moore.

Moore, voluntaria de AARP Indiana y trabajadora jubilada de una fábrica de productos electrónicos, ya está luchando con su proveedor de electricidad, Indianapolis Power & Light Co. (IPL), por los aumentos inexplicables en su cuenta. Su factura de electricidad se disparó en febrero a $344, algo impresionante dado que ella normalmente paga unos $100 al mes.

Algo que empeorará la situación para Moore y otras personas en Indianápolis es que IPL desea cobrar un cargo nuevo mensual que representa un aumento, de $17 a $27, para prácticamente todos los clientes de servicios públicos antes de que ni siquiera enciendan una luz. AARP Indiana está luchando contra este cargo —tanto como otras solicitudes de ingresos— con los que IPL recibiría $97 millones al año.

Las oficinas estatales de AARP están trabajando arduamente para ahorrarles dinero a los consumidores como Lucille en sus facturas mensuales de servicios públicos. Estas son las actividades que se han llevado a cabo recientemente en varios estados:

  • En mayo, un juez de ley administrativa de la Comisión de Servicios Públicos de Colorado coincidió con AARP Colorado, que argumentó que no se debe permitir que Xcel Energy aumente sus precios automáticamente cada año. Se espera una decisión final próximamente.
  • En Florida y numerosos otros estados, AARP está presionando a los reguladores de los servicios públicos a que reduzcan permanentemente los precios que se les cobran a los dueños de hogares por la electricidad, el gas natural y otros servicios según los cambios recientes en las leyes fiscales federales que redujeron la tasa fiscal corporativa al 21%.
  • AARP Maine se enfrentó en audiencias públicas esta primavera contra Emera Maine, la segunda compañía de servicios públicos más grande del estado, que solicitaba aumentos en el precio de la electricidad. Desde el 2013, los precios de Emera Maine han aumentado más del 12% y este año los precios volverán a subir.
  • Un acuerdo recién finalizado que AARP Oklahoma ayudó a redactar resultará en ahorros para los clientes de Oklahoma Gas & Electric Company. Según el fiscal general del estado, los consumidores residenciales recibirán, en promedio, una reducción de $18.71 en sus facturas de julio del 2018. Después del mes de julio, se espera que los consumidores obtengan ahorros de más de $4 al mes.
  • AARP Puerto Rico está luchando por fortalecer las protecciones al consumidor en medio de esfuerzos para privatizar el servicio de electricidad de la isla y los apagones que duran meses y agobian a miles de puertorriqueños.
  • AARP Carolina del Sur está trabajando con tenacidad durante el verano para convencer a los legisladores estatales de crear una entidad sólida de defensa de consumidores de servicios públicos, proveer asistencia con los precios de la electricidad y revocar una ley que les cobra a los consumidores residenciales clientes de SCE&G, uno de los proveedores principales de energía del estado, por el costo de proyectos infructuosos.


 
¿Cuál es la postura de tu estado?
UtilitiesMap_2018

AARP está luchando por todo el país para asegurar que los precios que pagan los consumidores residenciales por la electricidad y el gas natural sean justos y razonables, y para defender el acceso a los servicios de telecomunicaciones asequibles y fiables, incluidos los servicios de telefonía y de banda ancha de alta velocidad.

¿Te gustaría ser voluntario de AARP? Visita aarp.org/getinvolved.

Para mantenerte al día con el trabajo que estamos realizando en tu estado y en todo el país, inscríbete para recibir nuestras alertas electrónicas en el boletín electrónico de AARP Advocates, sígueme en Twitter @roamthedomes o visita la página web de tu estado. 


Elaine Ryan es vicepresidenta de activismo e integración de estrategias de los estados (SASI) para AARP. Dirige un equipo legislativo exclusivo que trabaja con las oficinas estatales de AARP para promover el activismo con gobernadores y legisladores estatales, ayudando a las persones mayores de 50 años a alcanzar y conservar su salud y seguridad financiera.