Trabajo y ahorro: es hora de una solución innovadora

La fuerza laboral actual es muy diferente a la de hace una década. El rápido crecimiento de los empleos propios de la “economía colaborativa” (conductor de Uber, empleado independiente o de temporada) implica una cantidad menor de trabajadores con acceso a los planes jubilatorios por medio de su lugar de empleo. De hecho, la mitad de los empleados en Estados Unidos no tienen manera de ahorrar para su jubilación por medio de su sueldo, y el sector privado no ha hecho nada durante los últimos 40 años para corregir este problema. Sin embargo, sabemos que las personas tienen probabilidades 15 veces más altas de ahorrar si lo hacen por medio de su lugar de empleo.

Los programas de Trabajo y ahorro ofrecen una solución innovadora para abordar la realidad cambiante. Este programa para la jubilación, al estilo de los planes 529, permitirá que más empleados, como los milénicos, quienes cambian de empleo más a menudo, incrementen sus ahorros y asuman el control de su futuro. Los programas de Trabajo y ahorro presentan una opción fácil, asequible y lista para usar, para que las empresas ofrezcan una opción de ahorros jubilatorios a sus empleados por medio de sus cheques de sueldo.

Las cuentas de Trabajo y ahorro les dan el control a los trabajadores del país. Son voluntarias, por lo que el empleado decide si quiere participar y qué cantidad deducir de manera automática de su salario. Además, ya que los ahorros provienen de su propio dinero, lo pueden trasladar de un empleo a otro, con la confianza de que podrán contar con él durante su jubilación.

¿Nos podemos permitir no cambiar?
Si bien el Seguro Social es una pieza fundamental del rompecabezas, depender solo de él no es suficiente. En promedio, los beneficios anuales del Seguro Social para una familia de 65 años o más es únicamente de $18,000, pese a que los adultos mayores en Estados Unidos gastan alrededor de $20,000 por año únicamente en comida, servicios públicos y atención médica. A este ritmo, uno de cada dos hogares no podrá costear sus necesidades básicas, y podrían tener que depender de la asistencia pública en el futuro.

Pero el programa Trabajo y ahorro puede cambiar esta situación. Brindar una manera fácil para que los empleados incrementen sus ahorros ayudaría a disminuir la cantidad de trabajadores del país que, en el futuro, dependerían de la asistencia pública, lo que representaría un ahorro para los contribuyentes. De hecho, los estados que tomen acción hoy mismo podrían ahorrarle a los contribuyentes hasta $33,000 millones durante los próximos 10 años.

Algunos estados ya han adoptado esta iniciativa
Esta semana, me reuniré con casi 1,500 legisladores y personal legislativo en la National Conference of State Legislatures (conferencia nacional de asambleas legislativas estatales), para compartir más información sobre los muchos beneficios de los programas de Trabajo y ahorro, ya que los estados han tomado la iniciativa de abordar este problema crucial. Será muy interesante, pues me acompañará Jean Chatzky, la embajadora financiera de AARP.


Los Ángeles es el lugar ideal para llevar a cabo esta conversación, ya que California se está esforzando por ser el cuarto estado en lanzar su programa de Trabajo y ahorro, CalSavers a principios del 2019.

Oregón fue el primer estado de la nación en adoptar esta solución innovadora con OregonSaves en el 2017, y hasta julio del 2018, ya hay más de 58,000 empleados inscritos y casi $4.6 millones de ahorros. El 73% de las personas aptas para inscribirse en el programa lo han hecho, y los participantes ahorran un promedio de $46.42 por cheque de sueldo. Haz clic aquí para consultar cómo OregonSaves ha ayudado a los empleados a ahorrar.

En cuanto a otros lugares, este año, Washington inauguró la primera versión del programa Trabajo y ahorro del mercado, Washington’s Retirement Marketplace, e Illinois inició el piloto de su programa, el Illinois Secure Choice, el que inaugurará oficialmente este próximo otoño.

Estos lugares no son los únicos: en toda la nación, los estados se están dando cuenta de que necesitan ayudar a los trabajadores a ahorrar para que puedan asumir el control de su futuro y lidiar con el costo cada vez más alto de la atención médica y los gastos básicos. En los últimos 6 años, 40 estados han tomado medidas para implementar, estudiar o considerar las leyes necesarias para crear programas de Trabajo y ahorro.

¿Te gustaría ser voluntario de AARP? Visita aarp.org/getinvolved.

Para mantenerte al día con el trabajo que estamos realizando en tu estado y en todo el país, inscríbete para recibir nuestras alertas electrónicas en el boletín electrónico de AARP Advocates, sígueme en Twitter @roamthedomes o visita la página web de tu estado. 


Elaine Ryan es vicepresidenta de activismo e integración de estrategias de los estados (SASI) para AARP. Dirige un equipo legislativo exclusivo que trabaja con las oficinas estatales de AARP para promover el activismo con gobernadores y legisladores estatales, ayudando a las persones mayores de 50 años a alcanzar y conservar su salud y seguridad financiera.