Logramos Avances Para Los Cuidadores Familiares

Caroline, madre de dos y maestra de preescolar, se convirtió inesperadamente en cuidadora familiar de su padre después de que este sufrió un derrame cerebral grave.

Su padre, Tom, ya fallecido, perdió el uso del lado derecho de su cuerpo y su capacidad de hablar. Tras múltiples cirugías y tratamientos de rehabilitación, pudo vivir en su hogar con la ayuda de enfermeras. Pero Caroline era quien le proveía los cuidados diarios, como supervisar las citas médicas y encargarse de ciertas responsabilidades de enfermería, como administrar sus medicamentos.

“Me convertí en la persona en la que mi padre podía confiar más que nadie en el mundo”, comentó Caroline. “Llegué a ser su lugar seguro y su mejor amiga”.

En comunidades de todo Estados Unidos, los cuidadores familiares como Caroline atienden a sus padres, cónyuges y otros seres queridos, ayudándolos para que puedan permanecer en sus hogares, donde quieren estar. Sus tareas no son fáciles, pero las realizan por amor y compromiso.

Es por eso que AARP está luchando por los derechos de los cuidadores familiares, y de sus seres queridos, en todos los estados. En el 2018, AARP impulsó políticas nuevas para conseguir más ayuda en el hogar, flexibilidad en el lugar de empleo, capacitación, alivio y más, lo que beneficiará a más de 30 millones de cuidadores familiares. Estos son algunos de los puntos destacados:

  • Flexibilidad en el lugar de empleo: Las personas que cuidan de un ser querido nunca deberían tener que escoger entre sus responsabilidades como cuidadores, y perder su sueldo o hasta su empleo. Este año, tres estados aprobaron leyes que ayudan a estos cuidadores a alcanzar un mejor balance entre el trabajo y el cuido mediante opciones de licencias con y sin goce de sueldo.
  • La ley CARE: En el 2018, Misuri aprobó la ley CARE, la cual ofrece apoyo para los cuidadores familiares desde el hospital hasta el hogar. La ley CARE está ahora disponible en 40 estados y territorios. Y en el 2019, más estados trabajarán para aprobar este proyecto de ley sensato.
  • “Telesalud”: En más de una docena de estados se mejoró el acceso a la atención médica al romper con las barreras que impiden el uso de la telesalud (información digital y tecnologías de la comunicación, como computadoras y dispositivos móviles). La telesalud puede ayudar a los cuidadores familiares a controlar su salud o la de su ser querido.
  • Cuidado basado en el hogar y en la comunidad: Muchos adultos mayores en Estados Unidos, y sus cuidadores familiares cuentan con servicios proporcionados en el hogar y en la comunidad, como el cuidado personal, la ayuda con las tareas del hogar o el transporte. Este año, AARP logró trabajar con la legislatura y los gobernadores de más de 25 estados para incrementar o proteger contra la disminución considerable de los servicios fundamentales para los residentes mayores que más los necesitan.


Las personas que cuidan de un ser querido necesitan apoyo, y AARP se dedicará a luchar por los cuidadores familiares de Estados Unidos y por sus seres queridos en el 2019.


¿Te gustaría ser voluntario de AARP? Visita aarp.org/getinvolved
.

Para mantenerte al día con el trabajo que estamos realizando en tu estado y en todo el país, inscríbete para recibir nuestras alertas electrónicas en el boletín electrónico de AARP Advocates, sígueme en Twitter @roamthedomes o visita la página web de tu estado. 


Elaine Ryan es vicepresidenta de activismo e integración de estrategias de los estados (SASI) para AARP. Dirige un equipo legislativo exclusivo que trabaja con las oficinas estatales de AARP para promover el activismo con gobernadores y legisladores estatales, ayudando a las persones mayores de 50 años a alcanzar y conservar su salud y seguridad financiera.