Cómo evitar ganar peso durante tus vacaciones

Happy senior couple seated on the beach and enjoying a picnic

Viajar es uno de los placeres de la vida. Nos ayuda a despejarnos, a recrearnos, a aprender, a conocer nuevas culturas.  En fin, siempre he pensado que viajar es la mejor escuela. Uno de los atractivos de viajar es adentrarnos en la gastronomía de los países que visitamos. No obstante, el problema es que a veces se nos va la mano y volvemos con algunas libritas de más.

Fotos: Cómo perder peso de manera saludable

Un vistazo a los patrones de viaje generalizados comprueban este asunto. Tan pronto llegamos al aeropuerto comemos cosas que usualmente no ingerimos. Por la emoción nos tomamos una cerveza en la barra del aeropuerto y —¿por qué no?— un pedazo de pizza también. Una vez en el avión nos comemos lo que nos den, si algo  —que generalmente no es nutritivo— y cuando llegamos a nuestro destino, obviamente hay que comer algo más antes de ir a dormir. Al amanecer disfrutamos de un suculento desayuno y no nos negamos a probar las variedades de panecillos.

Aunque sea difícil mantenernos en control debemos hacerlo por nuestra salud y para que no nos tengamos que comprar ropa nueva, un tamaño más grande, al regreso de nuestra aventura.

Suscríbete a nuestro boletín

De acuerdo al especialista en obesidad, el doctor Jorge L. Schmidt, "uno de los errores más comunes cuando nos vamos de viaje es comer en exceso. Y como estamos de vacaciones lo usamos de excusa  para comer y beber como si se fuera a terminar la comida y la bebida".

Schmidt recomiemda como regla general:

  • No comer mucho más de lo usual.
  • Mantener el hábito de comer las tres comidas y las tres meriendas [al día].
  • Hacer tu comida más grande en el almuerzo.
  • Cuadrar las calorías haciendo mayor actividad física.
  • Realizar ejercicios
  • Desayunar proteína, por ejemplo, huevo y mantenerte alejado del pan recién horneado, de los bagels o muffins.

 

En el almuerzo tendrás más flexibilidad. Podrías comerte un emparedado o platos con arroz y pastas acompañados de aves, res o pescado en porciones moderadas. En la cena procura comer pescados, aves o res con vegetales.

Si se te doblan las rodillas por los postres, como a mí, comparte uno con otras personas preferiblemente a la hora de almuerzo. Para acompañar todas tus comidas evita las bebidas calóricas y con alcohol. Agárrale el gusto a tomar agua.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

No saltes tus meriendas. Esto evitará que en la próxima comida quieras darte un atracón. Las mejores meriendas son las frutas, nueces o semillas, ricas en Omega 3.

5 errores comunes en los que incurrimos durante las vacaciones:


  1. No planificar los lugares donde hacer las comidas.
  2. Saltar el almuerzo y hacer la comida más grande en la cena. Te vas a querer comer todo el menú.
  3. No hacer ejercicio.
  4. Tomar más alcohol de lo acostumbrado.
  5. No tomar suficiente agua. De vacaciones se tiende a tomar más refrescos, jugos y bebidas alcohólicas.

 

¡Buen viaje!

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto de Squaredpixels vía iStockphoto.

 

 

Search AARP Blogs