Los hispanos en Estados Unidos viven más

Hoy les quiero compartir algo que me parece interesantísimo, que seguramente los pondrá a pensar sobre la unión familiar y la salud. Estadísticamente hablando, los hispanos en Estados Unidos experimentan un 20% menos riesgo de muerte —es decir, están viviendo más saludables y más años— que los caucásicos y los afroestadounidenses.

Hispanic family

Fotos: 5 excelentes alimentos que refuerzan tu sistema inmune.

Algo que es muy significativo cuando consideramos que los hispanos son el grupo de mayor crecimiento demográfico en Estados Unidos y que estamos viviendo un promedio de 2.5 años más que los demás. Según las proyecciones que se hacen el día de nacimiento, los hispanos tienen un promedio de vida de 81 años, comparados a los 78.7 años de la población general.

Yo misma pertenezco a una familia de personas longevas. Por parte de mi padre, mi abuela todavía vive bastante saludable a sus 86 años, mi abuelo tiene 92 y mi bisabuela murió de 104 años. De lado de mi mamá, mis abuelos vivieron hasta entrados sus 90 años.

Recibe información de salud. Suscríbete a nuestro boletín

Como ilustra el Washington Post recientemente, el misterio de esta longevidad hispana que más intriga a los investigadores —al punto de haberla definido científicamente con el nombre de la Paradoja de la Mortalidad Hispana en Estados Unidos (en inglés)— está en que nuestras comunidades suelen reproducir condiciones socioeconómicas que en otros grupos culturales aumentan el riesgo de muerte en vez de disminuirlo: nivel económico bajo, pobre educación y mayor incidencia de pobreza. Aún así, esto parece no incidir sobre el índice de mortalidad de nuestra comunidad hispana.

Según el doctor Kyriacos Markides, que en la actualidad ejerce en la Universidad de Maine, la repuesta a esta paradoja es que nuestra cultura familiar y la forma en que vivimos en comunidad hasta cierto punto nos protege y nos facilita enfrentar con éxito cualquier reto de salud. Conservar esos valores de dedicarnos a la familia, apoyarnos en los malos momentos y saber que tenemos una red solidaria cuando caemos enfermos, nos permite hacer frente positivo a cualquier enfermedad y aumenta nuestras probabilidades de recuperarnos.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Otro aspecto, que ha sido comprobado con investigaciones posteriores a la de Markides es que los inmigrantes más recientes —es decir, los menos asimilados a la cultura dominante estadounidense— tienden a vivir estilos de vida más saludables, fuman y beben menos, por ejemplo. Así que la próxima vez que reúna a todos sus hermanos, primos, sobrinos y nietos, no se preocupe por la cantidad de gente que llegue a su casa. Piense que con la unión familiar y de su comunidad hispana, puede muy bien estar añadiendo años a su vida.

También te puede interesar

Página de inicio de AARP

Foto vía iStock

Search AARP Blogs