A gozar en la Navidad —sin olvidar nuestros medicamentos

A veces nos ocurre, sobre todos cuando andamos con la agenda cargada. Salimos de nuestra casa a compartir con la familia y las amistades y nos damos cuenta de que se nos olvidaron los medicamentos que nos teníamos que tomar a una hora determinada o antes de comer.

3d Santa snowman holds up a first aid kit

Fotos: 6 alimentos que te ayudan a controlar la hipertensión.

Yo, que desde hace un tiempo soy alérgica al maní, debo cargar en mi bolso con mi EpiPen, mi medicamento rescate. Pero les confieso que algunas veces se me queda en mi casa cuando salgo, sobre todo si he cambiado de bolso, algo tan común para nosotras las mujeres. A mi esposo le ha pasado que vamos a una cena en un restaurante y ya sentados en la mesa esperando los platillos se ha dado cuenta que se le ha quedado la insulina.

Por lo mismo, durante esta época navideña es quizás más importante repasar nuestra lista de medicamentos necesarios y ponernos alarmas, recordatorios o lo que haga falta para no descuidar nuestros regímenes de medicamentos. Hay muchas fiestas en el calendario, mucha música, comida y bebida. Pero no podemos olvidar nuestra responsabilidad con la salud.

Suscríbete a nuestro boletín

Ya sabemos lo que le pasó a la abuelita protagonista de la famosa canción navideña en inglés Grandma Got Run Over by a Reindeer. Cuenta la historia que la abuela no lucía del todo bien luego de tomarse su ponche y que para agravar su situación se le había olvidado tomarse sus medicinas.

Pero lejos de todo relajo con humor negro, un grupo de médicos investigadores del estado de Pensilvania se dio a la tarea de tomar la canción como ejemplo de lo que nos puede suceder por un descuido navideño.

“Si la abuela era diabética y tomó demasiado ponche con alcohol, pudo haber tenido una reacción”, afirma el Dr. Dan Kimball, presidente del capítulo de Pensilvania del Colegio Americano de Médicos (en inglés), como parte de este ejercicio de investigación basado en la canción. “La hipoglicemia severa o choque diabético puede causar desmayos, convulsiones, coma e inconsciencia”.

Por su parte, el doctor Todd Green, presidente de la Asociación de Alergia y Asma de Pensilvania (en inglés), opina que el accidente de la abuela podría haber sido causado por una reacción alérgica. “Si el ponche tenía leche de almendra”, indica Green, “la abuela pudo haber tenido una reacción mientras iba a su casa a buscar su EpiPen”.

Yo, por mi parte, voy a preparar un pequeño bolso de emergencia con los medicamentos de mi familia y lo mantendré en mi cartera. Incluso voy a aprovechar la oportunidad para hacerme un examen de la vista, ya que seguro que estaré manejando con mi familia en carreteras desconocidas para mí, con poca iluminación. El tráfico se pone más complejo en las Navidades y también hay que estar más alerta que nunca a nuestro entorno, a la calidad de las carreteras, las condiciones del tiempo y a la forma de conducir del otros detrás del volante.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Es también ésta una buena temporada para verificar las necesidades de nuestros amigos y familiares envejecientes. ¿Conocemos a alguien con problemas de alcoholismo o depresión que necesite nuestra ayuda?

Con el aumento reflejado en el costo de los medicamentos, vale la pena preguntarse si ¿acaso nuestros viejitos necesitan ayuda para pagar una receta? ¿O que los lleven a una cita médica? ¿Están debidamente apertrechados en sus casas contra el frío, tienen suficiente comida, sus medicamentos están al día?

Es época de disfrutar, pero también es época de gozar cuidándonos los unos a los otros. Y de prevenir en vez de lamentar.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto de 3dalia via istockphoto.com

Search AARP Blogs