Muchas son las propiedades de la calabaza

pumpkin risotto

“Cuando llega el mes de octubre, corro al huerto de mi casa  y busco con alegría tres o cuatro calabazas”.

Cómo no recordar esa canción de la infancia. Bueno, en efecto, llegó octubre y con este abundan las calabazas en los supermercados. Por ahí se acerca Halloween y también el Día de Acción de Gracias y es entonces que la calabaza se vuelve la protagonista en nuestras mesas.

Fotos: 10 maneras de preparar la calabaza

No hay nada mejor que una sopa de calabaza para esos días en los que deseamos tratar bien nuestro estómago o que queremos calentarnos porque ya las temperaturas comienzan a bajar con la llegada del otoño. Y olvídate de echarle crema espesa a la sopa, de eso nada de nada, una sopa de calabaza básica se puede hacer con agua, caldo de pollo o vegetales y alguna especia de tus favoritas, por ejemplo, el curry o el jengibre.

Podríamos hacer una lista infinita de platillos que llevan calabaza: flan, pudín, arroz, sopa, tarta, bizcocho, batido….todo de calabaza. Y qué decir de unas habichuelas guisadas con calabaza, ¡para chuparse los dedos!

Suscríbete a nuestro boletín.

Si bien es cierto que año tras año el otoño es la temporada de la calabaza debemos evaluar sus beneficios para nuestra salud, así quizás comencemos a comerla todo el año. No olvides que la calabaza es económica y es un alimento bajo en calorías.

De acuerdo al portal Medical News Today consumir una taza de calabaza cocinada puede proveer el 100% de la vitamina A, el 20% de la vitamina C y el 10% de la vitamina E que necesitamos en un día, entre otros minerales.

Pero, más importante aún, es que la calabaza es una fuente excelente de betacaroteno. El betacaroteno es un antioxidante que ayuda a prevenir el cáncer de mama, a controlar la presión arterial y retrasar el envejecimiento, entre otras cosas.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Más allá de usar la masa de la calabaza no debemos olvidar el valor nutricional que tienen sus semillas. Y qué mejor manera de sacar las semillas que realizando una actividad de pumpkin carving con nuestros hijos, nietos o bisnietos.

Una vez abras la calabaza por la parte de arriba, le sacas las semillas y las limpias para retirar todos los hilos fibrosos. Luego puedes tostarlas en el horno y sazonarlas a tu gusto con azúcar y canela o con sal.

El portal Mother Nature Network advierte que las semillas de calabaza contienen gran cantidad de magnesio, mineral muy importante para regular la función muscular y nerviosa, así como para controlar los niveles de azúcar en la sangre y la presión arterial.

Para que vayas entrando en calor te referimos a una deliciosa receta de calabaza rellena de frutas y carne de la chef Denisse Oller.

¡Buen provecho!

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto de OlgaMiltsova vía iS tock

 

 

Search AARP Blogs