El mal aliento tiene solución

Closeup portrait, senior mature man, disgust face, pinch nose, looks funny, something stinks, very bad smell, isolated white background. Negative emotion, facial expression, feeling reaction

Nos ha pasado a todos en algún momento. En el cine, en el elevador, cuando alguien se nos acerca a susurrarnos algo al oído. Está ahí y es como un bofetón del cual nos toma tiempo recuperarnos. Es un tema algo penoso que causa vergüenza y baja autoestima a los que lo sufren. Aún así hay que hablarlo pues podría ser indicador de otras condiciones de salud. Además, nadie está exento de haberlo sufrido en algún momento. Se trata del mal aliento. Es algo que puede afectarnos a cualquier edad y lo importante es que hay solución.

Fotos: Alimentos que blanquean tus dientes

Según establece el portal médico WebMD, el mal aliento, conocido clínicamente como halitosis, puede ser el resultado de un cuidado dental pobre. No obstante, algo muy importante que tienes que recordar es que el mal aliento puede ser indicador de otros problemas de salud. También puede empeorar cuando comes ciertos alimentos, por ejemplo, los ajos y las cebollas, que aún después de lavarnos los dientes, pueden provocar un terrible mal aliento.

En principio, la recomendación básica para evitar sufrir de mal aliento es lavarte bien los dientes, las encías y la lengua. Cabe señalar que las personas que fuman son más propensas a desarrollar este problema tan embarazoso.

Suscríbete a nuestro boletín.

El portal médico advierte que un problema persistente de mal aliento puede ser reflejo de enfermedad en la encía por lo que se recomienda consultar a un periodoncista. También infecciones orales y caries pueden ocasionarlo. En algunos casos, hay personas que toman medicamentos que les secan la boca y esto también puede ser un detonante.

El problema no siempre se origina en la boca. Infecciones respiratorias, bronquitis, sinusitis crónica, diabetes, reflujo estomacal, problemas renales así como del hígado pueden ocasionar mal aliento.

Vamos a prevenir el mal aliento: 

 


  1. Lávate los dientes con pasta que tenga fluoruro al menos dos veces al día y después de ingerir alimentos. No olvides cepillarte la lengua.
  2. Reemplaza el cepillo de dientes cada dos meses.
  3. Si te comiste un mango y tienes fibra entre los dientes, usa hilo dental.
  4. Visita el dentista regularmente, al menos dos veces al año.
  5. Si eres fumador, deja de fumar. Tampoco se recomienda que mastiques tabaco.
  6. Toma mucha agua.
  7. Si comienzas a notar que sufres de mal aliento, haz un registro de los alimentos que consumes y consúltalo con el médico. También incluye los medicamentos que estés tomando.
  8. Utiliza enjuague bucal regularmente.

 

El aliento es parte de nuestro aspecto y es algo que puede afectar la relación que tenemos con nuestros seres queridos, con nuestra pareja, hijos o compañeros de trabajo. Es importante, que por menos serio que parezca, lo consultes con tu médico ya sea tu dentista o un periodoncista. Ellos están para ayudarte.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

Una vez resuelvas el problema, podrás conversar sin problema y sin temor a espantar a quien tienes a tu lado.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

Foto de ATIC12 vía iS tock

 

Search AARP Blogs