En cuanto a la telemedicina, Medicare todavía tiene mucho por hacer

Laptop and doctor with stethoscope

In English | Cientas de miles de personas se adaptan al mundo virtual para recibir su cuidado de la salud . Reemplazan sus visitas tradicionales al médico con la telemedicina, o sea, con servicios médicos que los profesionales del cuidado de la salud les proporcionan a través de sistemas de telecomunicación en diferentes lugares. La telemedicina tiene una variedad de usos. Por ejemplo, los cardiólogos pueden monitorear el estatus de sus pacientes con enfermedades del corazón mientras están a millas de distancia. La telemedicina también puede ayudar a que los pacientes aprendan cómo manejar su enfermedad en casa, tomar sus medicamentos según lo indica el personal clínico, y mantenerse fuera del hospital. Tales servicios pueden ayudar a reducir los gastos del cuidado de la salud, aliviar la escasez de profesionales médicos y mejorar los resultados en el cuidado de la salud. Pero muchos beneficiarios de Medicare no son eligibles para recibir servicios de telemedicina.

Fotos: 10 servicios médicos que Medicare no cubre

La cobertura de la telemedicina que ofrece Medicare es limitada

A diferencia del Medicaid y un número creciente de compañías aseguradoras privadas, Medicare impone restricciones estrictas sobre cuáles servicios de telemedicina resultan elegibles para reembolso. Ejemplos del número limitado pero creciente de servicios de "la salud conectada" que cubre Medicare incluyen visitas médicas, ciertos servicios de salud mental y la administración del cuidado de enfermedades crónicas.

Además, aun cuando los servicios de telemedicina técnicamente resultan eligibles para la cobertura, Medicare solo pagará tales servicios cuando los beneficiarios viven en una zona rural con escasez de profesionales médicos. Medicare tampoco paga los gastos para otros pacientes que tal vez se beneficiarían de la telemedicina, como las personas confinadas en sus hogares que están demasiado débiles para viajar hasta la oficina de su médico o que no tienen acceso fácil al transporte.

Suscríbete a nuestro boletín

Los profesionales médicos también enfrentan desafíos

Al igual que los beneficiarios de Medicare, los profesionales de la salud que quieren usar la telemedicina enfrentan varios obstáculos. Además de los gastos iniciales de obtener la tecnología necesaria, tienen que aprender a operar los sistemas de telecomunicaciones correctamente antes de poder cuidar a sus pacientes de manera adecuada. Aún más, los médicos deben tener una licencia de enfermería ambulante para ejercer en el estado donde viven y también donde viven sus pacientes, un requisito caro que consume mucho tiempo y hace que muchos se pregunten si vale la pena.

Descuentos en Salud y Bienestar: Ahorros de hasta un 30% en un estilo de vida más sano.

¿Qué dicen las investigaciones?

Un estudio reciente  sobre beneficiarios de Medicare que viven en hogares de ancianos descubrió que los residentes que podían consultar con un médico a través de servicios de telemedicina tenían menos hospitalizaciones que los residentes con la cobertura hospitalaria estándar. Esta diminuición de tasas de hospitalización le ahorró a Medicare unos $151,000 estimados por cada hogar de ancianos, por año. Otras investigaciones muestran que al incluir la telemedicina en la administración de cuidados de pacientes con enfermedades crónicas se puede  bajar las tasas de mortalidad de los beneficiarios de Medicare y reducir la cantidad de hospitalizaciones. Asimismo, la telemedicina es capaz de ahorrarle trimestralmente varios cientos de dólares por beneficiario a Medicare.

También te puede interesar:

 

Página de inicio de AARP

 

Foto: http://istockpho.to/1Ia27GY

Search AARP Blogs