Copa Oro: Si Miroslav Klose fuera mexicano

Si el futbolista alemán Miroslav Klose fuera mexicano, el Tri no hubiera levantado la Copa Oro 2015, pues ese jugador europeo, desde que era un juvenil tiró fuera más de un penal injusto aunque le costara la victoria a su equipo. El mexicano Andrés Guardado dijo que pensó errar el tiro, pero no lo hizo. México avanzó y se coronó, aunque ese trofeo le va a pesar mucho en sus vitrinas.

Si Guardado hubiera fallado ese penal inexistente contra Panamá, el fútbol azteca estuviera en lo más alto del pedestal de la honestidad y el juego limpio. Los titulares referentes a México en el mundo hablarían muy bien del balompié de ese país.

Fotos: Conoce a las leyendas del fútbol mundial

México tiene grandes futbolistas y no necesitaba ganar una Copa Oro con ayuda de los árbitros y Guardado tuvo en sus manos hacer justicia, pero todo se quedó en quizás, quizás, quizás...

En declaraciones para la televisión mexicana tras el bochornoso episodio que se vivió en el encuentro que México terminó por ganar ante Panamá, Guardado mostró autocrítica y confesó que pasó por su mente fallar el primer penal que decretó el tiempo extra. "Por un momento, sí", dijo. Y añadió: "Pero uno es profesional. Los jugadores contrarios no se tocan el corazón contra ti, si fue o no penal, no es cosa de nosotros”.

Por su parte, el delantero panameño Luis Tejada afirmó que el futbol hubiera ganado si México decide fallar el penal que les señalaron a su favor y que a la postre le dio el empate que les permitió ganar el juego a Panamá más tarde y llegar a la final frente a Jamaica, a la que derrotó inobjetablemente. "Ellos debían tomar su mejor decisión, hubiera ganado el futbol si lo hubiera fallado, al final hubieran conseguido más, más que los títulos", afirmó Tejada.

Suscríbete al boletín

México fue ayudado primero por el árbitro guatemalteco Walter López y el juez de línea estadounidense Eric Boria al decretar un penal inexistente al final del partido frente a Costa Rica. Por su parte, el árbitro estadounidense Mark Geiger expulsó de forma dudosa a un panameño pocos minutos después de iniciarse el partido ante México y posteriormente declaró un penal más inexistente aún que el anterior contra Costa Rica, cuando México perdía 1-0 frente a Panamá y faltaban segundos para finalizar el choque con consiguiente eliminación de los mexicanos. Incluso el propio entrenador mexicano Miguel Herrera reconoció que no fue penal .

Y todo eso ocurre cuando la corrupción y el amaño de partidos vuela rasante sobre la FIFA. Los comentaristas afirmaron que había que tener a México en la final a toda costa, mucho más después de perder Estados Unidos, porque hubiera sido un desastre financiero y mediático una final entre Jamaica y Panamá, cuando son los aficionados mexicanos en Estados Unidos los que llenan las canchas y suben los rattings de TV.

Hay que decir que Klose, ganador de un premio FIFA al juego limpio, lanzó fuera en su carrera no sólo un penal sino 5 y que además en un partido entre su equipo Lazio frente a Napoli en la liga italiana, anotó un gol con la mano y el árbitro lo validó. Klose de inmediato le dijo al juez anula el tanto, que lo hice con la mano y es ilegal, algo que no hicieron el francés "Titti" Henry y el argentino Diego Maradona, en su momento, tras anotar con sus manos dos goles históricos.

Descuentos en salud y bienestar: Ahorros de hasta un 30%

México no fue culpable de los penales inexistentes marcados a su favor, ya se conocerán los resultados de las investigaciones del FBI pedidas por las autoridades costarricenses y panameñas, pero tuvo en sus manos hacerle justicia al fútbol y no lo hizo. También hubiera sido un buen gesto para aquellos futbolistas panameños, que sin quererlo, con su resultado ante Estados Unidos en las eliminatorias mundialistas, le permitió clasificar al Tri y estar presente en Brasil 2014. Pero parece que un trofeo vale más que la honestidad, al menos para algunos.

¿Y tú que opinas?

[polldaddy poll=8999438]


 

 

Search AARP Blogs