Semana difícil para el fútbol brasileño

Dunga
El entrenador Dunga no pudo revindicar a Brasil y su capitán Neymar otra vez estuvo ausente en los momentos decisivos. Foto: Istock

" El fútbol es Brasil y Brasil es el fútbol", afirmaron siempre los periodistas deportivos maravillados por el "jogo bonito" del equipo "verdeamarelo" y los títulos de la selección de ese gigantesco país sudamericano. Hoy en día ya Brasil no tiene el juego bonito que maravilló al mundo. En apenas  una semana sus selecciones: mayor, juvenil y de mujeres —todas favoritas en sus respectivos campeonatos del mundo— se fueron a casa con las manos vacías.

El 20 de junio, la selección juvenil Sub-20 fue derrotada en la final de ese torneo mundial, disputado en Nueva Zelanda, frente a Serbia. Un día después el equipo nacional femenino cayó en octavos de final ante Australia, en el campeonato que se disputa en Canadá. El 27 de junio la selección mayor perdió por penales ante Paraguay en la Copa América, Chile 2015

Fotos: Conoce a las leyendas del fútbol mundial

Los juveniles brasileños, quienes ganaron por última vez a este nivel hace cuatro años en el certamen disputado en Colombia en 2011 eran favoritos en esta ocasión para llevarse el trofeo en una final ante Serbia, pero el exceso de confianza les pasó factura y se quedaron sin copa. Por su parte, en Sub-17, Brasil ganó la última vez un campeonato mundial en el 2003. En estas dos categorías es donde se forman los futbolistas que años después serán los encargados de representar los colores del país al máximo nivel y no se ve que Brasil presente un panorama muy alentador.

Es cierto que tienen muchas individualidades destacadas pero eso no se refleja a la hora de formar un equipo donde todos deben trabajar para conseguir un resultado colectivo.

Una buena muestra es Marta Vieira Da Silva, quien fue elegida mejor jugadora de fútbol del mundo —cinco veces entre 2006 y 2010—. Fue segunda en ese premio en el 2011, 2012 y 2014 y tercera en el 2013. Sin embargo, la selección femenina brasileña ha llegado a todos los mundiales con la etiqueta de favorita y nunca ha podido levantar la Copa y en este 2015, fue eliminada en los octavos de final cuando se esperaba que al menos llegara a semifinales.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe más información directo a tu email.

Pero lo que más le duele a los amantes del "futebol" en Brasil es su equipo mayor. Ya en 1950 en la ocasión del primer mundial disputado en tierras brasileñas, el país se sumió en depresión y los suicidios abundaron tras perder ante Uruguay en el llamado "Maracanazo".

El pasado año, en la segunda ocasión que eran anfitriones de la Copa del Mundo, fueron humillados en semifinales por los alemanes que les anotaron siete goles y más tarde, Holanda les anotó tres más en la disputa por el tercer lugar.

Ahora en la Copa América de Chile 2015 eran de nuevo favoritos y querían sacarse parcialmente la espina, pero de nuevo cayeron derrotados. Esta vez ante Paraguay en tiros penales. De nuevo su capitán y estrella Neymar, quien estuvo ausente de los últimos partidos en el Mundial del 2014 por una lesión, quedó fuera por indisciplina.

Descuentos en salud y bienestar: Ahorros de hasta un 30%

No valdría la pena abundar en comparaciones que si Pelé, Romario o Ronaldo eran más decisivos o que Mario "Lobo" Zagallo era un mejor técnico que Luis Felipe Scolari o Dunga. Lo cierto es que que tras ganar el Mundial de 2002 en Corea del Sur y Japón,  Brasil está en una situación difícil y la espina ni siquiera se la pudo sacar parcialmente en esta Copa América de Chile.

¿Y tú que opinas?

[polldaddy poll=8955704]


 

 

 

Search AARP Blogs