River Plate resurge como el ave Fénix

river
Los "millonarios" resurgen de sus cenizas.

Como el mito del ave Fénix, el club argentino de fútbol River Plate murió para después renacer con toda su gloria. Pese a estar considerado entre los grandes equipos del mundo, River perdió clase y fue expulsado del paraiso de la división élite en su país hace cuatro años, pero supo con humildad y valentía retornar al Olimpo de los campeones.

Fotos: Conoce a las leyendas del fútbol mundial

El 26 de junio de 2011, los hinchas de River creyeron que el mundo se les venía abajo. Las lágrimas brotaban de los ojos de sus fieles aficionados y veían humillados el descenso y las consecuencias, además, sufrían las burlas de sus archirrivales de Boca Juniors. Para un argentino amante del fútbol el que su equipo del alma pierda la categoría es casi igual o incluso peor que perder un familiar cercano o que le vacíen la cuenta del banco.

El equipo que recibe el apodo de Millonarios o Gallinas, cambió a su presidente Daniel Passarella por Rodolfo D’Onofrio y allí comenzó la transformación que vino también de la mano del entrenador Marcelo "El Muñeco" Gallardo. El "Káiser" Passarella fue un notable defensor central, campeón con River y la selección Argentina en el Mundial de 1978 y exitoso entrenador de River, pero no supo gestionar la presidencia del club.

Suscríbete al boletín

D’Onofrio heredó un club desahuciado futbolística y económicamente y en un año y medio de gestión conquistó la Copa Sudamericana, la Recopa Sudamericana, un campeonato nacional y hace unos días la prestigiosa Copa Libertadores, que los clasificó al exclusivo Campeonato Mundial de Clubes. River había ganado antes la Libertadores en 1986 y 1996.

Inmigrantes italianos fundaron el club River Plate en 1901 en el barrio bonarense de La Boca, pero 22 años después se marcharon de esa zona proletaria, donde también todavía radica Boca Juniors, e hicieron algunas contrataciones caras por lo que recibieron el mote de Millonarios. El apodo de gallinas llegó en 1966 cuando un aficionado queriendo demeritar el coraje de los jugadores de River lanzó una gallina a la cancha con la característica banda roja sobre fondo blanco que identifica a las camisetas del equipo.

River Plate no es la primera vez que atravesaba por dificultades, pues en las décadas de 50 y el 70 estuvo 18 años sin ganar títulos, pero nada comparado al hecho de perder la categoría.

Es cierto que el actual River Plate está lejos de otras épocas en que eran la referencia en Argentina, en América y en el mundo. En sus filas destacaron, entre otros, grandes jugadores como el chileno Marcelo Salas, el uruguayo Enzo Francescoli, los argentinos Angel Labruna, "Ariel "Burrito" Ortega, Ramón "El Pelao" Díaz y su gran arquero Amadeo Carizzo, quien a sus 89 años es presidente honorario del club.

Sin embargo, en estos momentos las grandes figuras son compensadas con un buen juego colectivo. “El secreto es el grupo, que está cada vez mejor. Y los dirigentes están haciendo las cosas bien. Entonces, cuando hay comunión de todas las partes, no es imposible que se consigan los logros”, dijo su jugador Matías Kranevitter.

Descuentos en salud y bienestar: Ahorros de hasta un 30%

Si River Plate pudo resurgir de las cenizas como el ave Fénix, ¿cómo le van a temblar las piernas en los retos que tiene por delante incluido el Mundial de Clubes?

¿Qué opinas?

 

Search AARP Blogs