Quiénes son más religiosos: ¿ellas o ellos?

¿Las mujeres son más religiosas que los hombres? La respuesta es sí, de acuerdo con una encuesta del Pew Research Center, que concluye que, en general, ellas practican más la religión que los hombres en una mayoría de países de todos los continentes.

Según el estudio del Pew, que tomó en cuenta seis grupos diferentes (cristianos, musulmanes, judíos, budistas, hinduistas, y ateos y agnósticos), el 83,4% de las mujeres de todo el mundo se identifica con una fe mientras en el caso de los hombres la proporción desciende al 79,9%.

Esta diferencia de 3,5 puntos porcentuales equivale a alrededor de 97 millones de mujeres más que hombres que sostienen una afiliación religiosa, según el estudio, que se basó en censos y sondeos de 192 países y territorios recopilados en los últimos cinco años.

Fotos: Papas de la iglesia católica

Los datos contrastan con que muchas religiones, que incluyen los católicos y los judíos ortodoxos sólo permiten que los hombres sean clérigos. De la misma manera, los líderes históricos de las principales religiones son hombres, como Abraham, Moisés, Jesús, Mahoma o Sidarta Gautama (Buda).

People Praying Together

Las preguntas formuladas a los encuestados hacían referencia a temas como la asistencia a servicios religiosos semanales, plegarias diarias, importancia de la religión en sus vidas, creencia en el cielo, el infierno o los ángeles.

Entre los cristianos, las mujeres practican más su fe que los hombres en todos los sentidos, en especial con las oraciones diarias, donde superaron a los varones en 10 puntos porcentuales, de acuerdo con el sondeo.

En el caso de los musulmanes, mientras que un 70% de los hombres acude a la mezquita al menos una vez a la semana, en el caso de las mujeres lo hace solo el 42%. En todos los demás puntos analizados, las musulmanas resultaron ser más practicantes y creyentes que los hombres.

El número más elevado de hombres que participan en ciertas prácticas religiosas con respecto a las mujeres se debe, explica el Pew Research Center, a que entre los musulmanes y los judíos hay normas religiosas que dan la prioridad a la participación masculina: en el hebraísmo ortodoxo, la oración común no se puede dar sin la presencia de un quórum de por lo menos diez hombres; entre los musulmanes, las mujeres pueden dedicarse a la obligación de la oración de los viernes incluso individualmente, tanto fuera como dentro de la mezquita.

Otro índice de la religiosidad es el de la oración cotidiana, tanto privada como pública. En casi la mitad de 84 países en los que se llevó a cabo este estudio, las mujeres que afirmaron que rezan cotidianamente son más que los hombres. Solamente en Israel se registró un número mayor de hombres que rezan cada día. En la otra mitad, los porcentajes de mujeres y de hombres que rezan cotidianamente son semejantes. En conjunto, tomando en consideración los datos de los 84 países en los que se pudo efectuar esta parte de la investigación sobre la oración cotidiana, las mujeres superan a los hombres por 8 puntos.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe contenido similar directo a tu email.

En la fe musulmana, mujeres y hombres presentan números bastante parecidos: en los 40 países considerados para las costumbres de oración islámicas las mujeres que afirmaron que rezan cotidianamente superan por pocos puntos (máximo 2) a los hombres. La diferencia, como se dijo antes, se nota en relación con la participación en la oración de los viernes.

Por el contrario, la diferencia es mucho más constante en el ámbito cristiano. En 54 países de tradición cristiana las mujeres que rezan cotidianamente son más que los hombres, con un porcentaje promedio del 10%. En todos estos países la religión es “verdaderamente importante” para el 7% más de las mujeres con respecto a los hombres, un porcentaje que en 15 países (entre los que están Perú, Chile y Estados Unidos) aumenta al 10% y llega a una diferencia de 23 puntos en Corea del Sur.

Muchas más mujeres participan en la liturgia cristiana de los domingos: las diferencias más significativas se registran en Colombia y en Italia, respectivamente con el 20% y el 19% más frente en los hombres. No hay países en los que los hombres representen una mayoría significativa con respecto a las mujeres en la participación en la liturgia cristiana.

Foto: AndreyPopov/istockphoto

También te puede interesar:

 

Search AARP Blogs