Muere Ismael Quintana, arquitecto fundamental de la mística salsera

En el mundo de la música afrocaribeña se sabía que el legendario sonero Ismael Quintana se encontraba delicado de salud. De todas maneras, su fallecimiento –el pasado 16 de abril, a los 78 años de edad– abre una nueva herida en la trágica bitácora de la salsa clásica, que cada día cuenta con menos sobrevivientes.

Fotos: Diez clásicos de la salsa

Hay un premio consuelo: la discografía de Quintana es tan abundante como prodigiosa.  Se dio a conocer a principios de los 60 como cantante principal de La Perfecta, la orquesta de Eddie Palmieri que abrió un sendero nuevo con su recia sonoridad de trombones y los solos disonantes del tecladista.

Como muchos otros cantantes de la salsa neoyorquina, Quintana fue integrante de la Fania All Stars, además de desarrollar una carrera como solista. Sus discos en solitario no conocieron todo el éxito que se merecían, quizás por su exquisita ambición conceptual y un sonido de vanguardia con toques casi sinfónicos. En 1979, Jessica –dedicado al nacimiento de su hija– le otorga su nombre a un LP de extraordinario virtuosismo.

Suscríbete al nuestro boletín informativo para que estés al tanto de los temas que te interesan

Cuando empezaba a adentrarme en el mundo del periodismo y mientras descubría la amplia variedad del género afrocaribeño a principios de los años 90, tuve el privilegio de asistir en Los Ángeles a un concierto de Palmieri reunido con Quintana. Era un club de mala muerte en el centro de la ciudad, un espectáculo de pobre sonido e inadecuada promoción. Hasta el día de hoy, recuerdo intensamente cuando Palmieri empezó a tocar el tumbao de Azúcar y Quintana entonó este himno de la salsa con ferocidad, acompañándose al ritmo de sus maracas. No era un cantante extrovertido o excesivamente carismático. Su tratamiento de las voces era casi místico, como si estuviera participando en un ritual sagrado. Cantaba con clave, con alma, destilando la electricidad de una música que no conoce barreras culturales o geográficas.  La perspectiva del futuro, seguramente, provocará una nueva apreciación de su discografía.

Disfruta tu tiempo libre con los descuentos de AARP te ofrece

 

También te puede interesar:

 

 

Search AARP Blogs