Recordando a Valentino, entre sombras de blanco y negro

51CRD0NRYXL__SY344_BO1,204,203,200_

Es difícil imaginar la conmoción que causó la muerte de Rodolfo Valentino en agosto de 1926. El actor tenía solamente 31 años y, después de colapsar en el hotel Ambassador de Nueva York, pensó que iba a sobrevivir la peritonitis que lo afligía. La noticia de su fallecimiento provocó reportes de suicidio entre sus admiradoras. Las calles de la ciudad se llenaron de miles de personas. La actriz Pola Negri - que insitía ser la prometida de Valentino - tuvo un ataque de histeria y cuatro actores fueron contratados para representar una supuesta guardia de honor enviada por Mussolini. Aquí tenemos un noticiero de la época que reporta su muerte:

 

Mira también: Fotos de los latin lovers de Hollywood

 

 

 

Ésta es la escena que lo empezó todo, la creación instantánea del mito de Valentino como amante exótico del cine mudo: el tango de Los cuatro jinetes del apocalipsis (1921), adaptación épica de la novela de Vicente Blasco Ibáñez y una de las primeras películas de la historia que ganó más de un millón de dólares en la taquilla. Una escena que fue filmada en los estudios de Hollywood, pero supuestamente transcurre en un cabaret de los bajos fondos de Buenos Aires.

Suscríbete al nuestro boletín informativo para que estés al tanto de los temas que te interesan.

Desde entonces, la leyenda de Valentino no ha parado de cautivar a los cinéfilos. En 1977, el polémico director inglés Ken Russell - conocido por sus excéntricas biografías fílmicas de músicos famosos como Mahler o Liszt- contrató al bailarín Rudolf Nureyev para que interpretara al actor en el filme Valentino. Fue un fracaso artístico y comercial - el mismo Russell admitiría más tarde que prefería olvidarla - pero aún así tiene escenas muy interesantes. Como las otras biografías de Russell, se basa solo parcialmente en la veracidad histórica para crear un fresco de imágenes surrealistas y sensaciones fuertes. Aquí está la película en su totalidad.

Disfruta tu tiempo libre con los descuentos de AARP te ofrece

 

 

Search AARP Blogs