Obama propone normativas para proteger los ahorros de los trabajadores

620-FiDu-announcement-president-obama-aarp
Presidente Barack Obama anuncia planes para crear nuevas normativas que protegerán a los inversionistas y sus ahorros de jubilación. Oficina central de AARP, Washington.

El presidente Barack Obama pidió al Departamento del Trabajo (en inglés) federal que presente una normativa para proteger los ahorros de las cuentas IRA, 401(k) y otros planes de jubilación ofrecidos por los empleadores, de cargos y gastos ocultos que pueden representar pérdidas de miles de millones de dólares a los ahorristas.

El presidente quiere que a los corredores de inversiones y otros asesores se les requiera actuar teniendo en mente el mejor interés de los inversores y no el de ellos, al brindar asesoramiento sobre cuentas de jubilación.

"En la actualidad no existen reglamentos uniformes que requieran que los asesores de jubilación actúen en el mejor interés de sus clientes, y eso está perjudicando a millones de trabajadores y familias de clase media", declaró Obama esta tarde durante una conferencia en las oficinas centrales de AARP.

"Hay muchos asesores financieros excelentes, pero hay otros que reciben pagos encubiertos u honorarios ocultos (en inglés) por guiar a los consumidores hacia malas inversiones con tarifas altas y rendimientos bajos... hasta pueden sugerir inversiones con peores rendimientos simplemente porque les pagan por recomendar estos productos", dijo el presidente. "Realmente, la mayoría de las personas desconoce que esto está sucediendo".

Una normativa propuesta por el Departamento del Trabajo de EE. UU. cambiaría dramáticamente los reglamentos establecidos hace 40 años. El eliminar los conflictos de interés de las personas que brindan asesoramiento sobre jubilación podría evitar que los ahorristas perdieran tanto como $17,000 millones ($17 billion) al año; dinero que ahora reciben los corredores de inversiones y sus compañías como pagos encubiertos y honorarios ocultos, informó la Casa Blanca en un informe publicado ayer (en inglés).

AARP y otros grupos de defensa del consumidor (en inglés), quienes han estado luchando durante años por medidas que provean mayor protección a los inversores(en inglés), aplaudieron esta acción.

"En el mundo de hoy en día, es difícil ahorrar para la jubilación y lograr nuestras metas financieras. No necesitamos hacerlo aún más difícil al permitir que alguien en la industria financiera se aproveche de las personas que trabajan arduamente", dijo la directora ejecutiva de AARP, Jo Ann Jenkins. "Todo asesoramiento debe hacerse en el mejor interés de los consumidores. Un mal consejo financiero no tiene lugar. Punto".

"Las personas merecen recibir asesoramiento de inversiones (en inglés) que se base en lo que es verdaderamente mejor para ellos y su futuro financiero. AARP apoya que los profesionales de la inversión pongan el interés de los consumidores primero, antes de su ganancia personal", dijo Jenkins.

Se espera que el Departamento del Trabajo federal presente el borrador de la normativa a la Office of Management and Budget (OMB, Oficina de Administración y Presupuesto). Luego, la propuesta estará disponible para comentario público.

Los reglamentos que regulan el asesoramiento sobre inversiones en los planes de jubilación fueron establecidas en 1975 y no han cambiado mucho desde entonces. La realidad de las jubilaciones, sin embargo, ha cambiado drásticamente. Hace cuarenta años, muchos trabajadores estaban protegidos por planes de pensiones tradicionales que tomaban las decisiones de inversiones por ellos. Ahora, la mayoría de los ahorros jubilatorios —sobre $11 millones de millones ($11 trillion)— están invertidos en cuentas IRAy 401(k), las cuales colocan la responsabilidad de la inversión sobre el trabajador.

A pesar de que la industria de inversiones y los grupos de defensa del consumidor coinciden en que los trabajadores se beneficiarían de capacitación y asesoría financiera, ambos grupos discrepan en la manera en que esto se debe llevar a cabo.

Actualmente, los asesores de inversiones registrados deben actuar en el mejor interés de sus clientes —una norma llamada "deber fiduciario"—. Sin embargo, algunos corredores y otros profesionales financieros que asesoran sobre cuentas IRA y planes de jubilación ofrecidos por el empleador solo tienen que asegurarse que la inversión sea "adecuada" según, por ejemplo, las edades de los inversores y cuánto riesgo estos pueden tolerar.

Y una inversión "adecuada" no es necesariamente la mejor para ti o la más económica. Por ejemplo, un corredor que escoge entre dos fondos mutuos para recomendarte, puede que seleccione el que le paga una mayor comisión o genera una mayor bonificación para su empresa.

El ahorrista promedio puede perder sobre una cuarta parte de sus ahorros jubilatorios durante 35 años debido a asesoramiento contradictorio, dijo el presidente.

Según una hoja informativa (en inglés) publicada por la Casa Blanca, la propuesta del Departamento del Trabajo requeriría que los corredores y otros profesionales actuaran en el mejor interés de los trabajadores y los jubilados, aunque sigan generando comisiones por las ventas. Asimismo, los asesores no tendrían que ceñirse al deber fiduciario si solo ofrecen a los trabajadores y jubiliados capacitación financiera general sobre cuentas IRA y cuentas de jubilación ofrecidas en el lugar empleo.

Esta no es la primera vez que el Departamento del Trabajo aborda este asunto. Se sometió una propuesta similar en el 2010. Luego de recibir la reacción de la industria y de los defensores de los inversores, la agencia retiró la propuesta para trabajar más en ella.

Hay mucho en juego. Últimamente, los defensores de los inversores y los representantes de la industria han estado presentando su caso ante el tribunal de la opinión pública.

AARP, junto a varios grupos de defensa de los consmidores (en inglés) y los trabajadores, formaron en enero una coalición y un sitio web para instar al Departamento del Trabajo a elevar los estándares de las normas relativas al asesoramiento sobre cuentas de jubilación. AARP también ha creado esta página de acción (en inglés) donde puedes expresar tu opinión sobre este debate.

Mientras tanto, la industria de inversiones ha advertido que someterlos a estándares más exigentes podría perjudicar a los trabajadores y jubilados.

"La nueva regulación podría limitar las opciones de los inversores, causar incongruencias a medida que diversos reguladores apliquen diferentes estándares a las mismas cuentas de jubilación, impedir el acceso de los inversores a la orientación, y elevar los costos de ahorrar para la jubilación", dijo en un comunicado Kenneth E. Bentsen, Jr., presidente y director general de Securities Industry and Financial Markets Association (Asociación de la Industria de Valores y Mercados Financieros).

El debate dista de haber terminado. Mientras tanto, los inversores que buscan asesoría profesional sobre las cuentas IRA y 401(k) necesitan saber cómo sus asesores están siendo compensados, y si existe algún conflicto de interés. Y la mejor manera para saberlo es preguntando.

Foto: Pete Marovich

Search AARP Blogs